Sin categoría

Los jugadores y entrenadores profesionales de CS:GO reaccionan negativamente a la suspensión de los técnicos online

La última decisión de Valve en CS:GO ha generado críticas

Imagen vía Valve

Valve hizo una actualización al sistema del Regional Major Ranking de CS:GO y anunció grandes cambios que afectan a los entrenadores. Las modificaciones fueron hechas a raíz del escándalo del bug del modo espectador sucedido en el pasado 2020.

El mayor cambio es que los entrenadores no podrán estar ni en el servidor ni en la misma sala que los jugadores durante los partidos online. La reacción de los jugadores y entrenadores profesionales no ha sido positiva. Los afectados ven la nueva norma como una exageración y creen que es injusta con los técnicos que no hicieron nada malo. La nueva regla sólo afecta a los entrenadores que actuaron bien, ya que los técnicos implicados fueron suspendidos por la ESIC y recibieron la prohibición de participar en Majors de Valve.

Danny «zonic» Sørensen, técnico de Astralis y ganador al premio de entrenador del año, declaró que fue «un día triste para Counter-Strike». Nicolai «dev1ce» Reedtz, la estrella del club, se declaró en contra de la decisión de Valve de castigar a todos los entrenadores en vez de sólo a los que actuaron mal. También dio un toque de atención a Valve por incluir pegatinas de 100 Thieves en la nueva actualización a pesar de que la organización ya no cuenta con una plantilla de CS:GO activa.

Las críticas también han llegado procedentes de otros equipos más allá de Astralis. Wilton «zews» Prado, entrenador de Evil Geniuses, declaró que es «desgarrador y exasperante» ser castigado cuando no hizo nada mal.

Faruk Pita, exentrenador de Ninjas in Pyjamas que vio su suspensión de la ESIC reducida al colaborar y confesar, declaró que Valve no tuvo la intención de solucionar los problemas a pesar de que quiso ponerse en contacto con la compañía. También criticó a la desarrolladora por su falta de atención a CS:GO en comparación a Riot con VALORANT.

Sin embargo, esta no es la primera vez que Valve enfada a la comunidad de CS:GO. Varios jugadores y entrenadores hicieron retweet a la frustración expresada por redes sociales. Veremos cómo los equipos reaccionan a la decisión de cara a road to Stockholm, el Major que se disputará del 23 de octubre al 7 de noviembre y tendrá un premio de dos millones de dólares.

Artículo publicado originalmente en inglés por Scott Robertson en Dot Esports el 28 de enero.