Sin categoría

Los cambios del parche 9.19 de League of Legends generarían un meta extraño en el Mundial

El parche no tiene pies ni cabeza.

Imagen vía Riot Games

El Campeonato Mundial de League of Legends (LoL) está a la vuelta de la esquina y eso significa que ya se viene el parche del Mundial. El parche 9.19, que se espera dentro de poco más de una semana, será la actualización que defina el meta para el mayor evento de esports de LoL del año.

La cuestión es que el parche 9.19 no se perfila como muy bueno. Riot Games continúa ignorando a algunos de los campeones más fuertes del juego, mientras que otorga mejoras totalmente aleatorias a otros. Todo se junta para armar un parche confuso que podría resultar en un meta desordenado.

Tendríamos más confianza en la capacidad de Riot para crear algo equilibrado, excepto por el hecho de que parece que los metas del Mundial presentan fallas importantes cada tantos años. En 2015, fue la actualización Juggernaut, y en 2017, fue el meta del Pebetero Ardiente.

¿Te diste cuenta cuál es la tendencia? Sí, 2019 es otro año impar, lo que significa que en las próximas semanas podrían verse cosas salvajes.

Buffs que nadie pidió

Los magos de control (control mages) regresaron. Por qué, exactamente, no sabemos.

En los últimos meses, nos quejamos bastante sobre el meta aburrido que tuvo innumerables partidas de Azir contra Corki. A pesar de algunos nerfs recientes, los equipos aún se sienten cómodos jugando a esos campeones como bots sin sentido con un daño importante en el juego tardío.

Pero otorgarle a Orianna un beneficio enorme en el daño de su definitiva no es el camino a seguir. Claro, los magos de control son una respuesta confiable a los patrones de jugabilidad con los que hemos lidiado. Entonces, ¿por qué no nos entusiasma todo esto?

Para empezar, Orianna y Syndra son respuestas súper seguras. Y aunque no queremos que Riot se ponga demasiado salvaje con el parche del Mundial, ya vimos innumerables partidas de Orianna. Ella no estaba en juego el año pasado cuando el meta era bastante saludable, pero ha sido una midlaner en espera durante años. Y Syndra fue la tercera entre los campeones más seleccionados el año pasado a pesar de la cantidad de campeones disponibles.

Pero hay otras respuestas más específicas para Corki y Azir, como Ziggs, Xerath y Vel’Koz, campeones de skillshot con altos grados de dificultad que aportan diferentes dimensiones al juego. Es posible que estos campeones solo necesiten mejoras ligeras para entusiasmar a las y los midlaners. Pero no, aparentemente la solución de Riot es más de Orianna.

Y es que hemos sabido que el meta del carril central necesitaba cambios desde hace meses. Riot muy fácilmente podría haber hecho algunas movidas más creativas en julio y agosto, incluso antes de los playoffs en la mayoría de las regiones. Tuvo tiempo para probar las cosas, pero en cambio, nos dejaron este enorme buff de último momento que se prevé para unas semanas antes de que comience el torneo. No tendremos tiempo para verlo en el juego competitivo antes de que comience la etapa de juego.

Buena suerte con eso.

Los ausentes

¿Preparados para otra skin de Kai’Sa del Mundial?

Junto con los nerfs aleatorios para ciertos campeones, Riot también parece ignorar por completo a algunos de los campeones más rotos del juego. Antes del nerf menor que se incluyó en el parche 9.18 a la velocidad de ataque de la E de Kai’Sa (un cambio que no la afectará en absoluto), el último nerf de Kai’Sa sucedió en 2018. Solo ha sido una elección prioritaria para el carril inferior todo el año: no es gran cosa.

Hay más campeones en esta situación. Riot pasó los últimos parches buscando desesperadamente la solución a un problema de Akali que no se ha resuelto durante casi un año. Al hacerlo, la compañía ignora el hecho de que Irelia ha estado rota por casi tanto tiempo. Ella pende justo al borde de la viabilidad, solo esperando que Sylas y Akali desciendan en la escala de prioridades para volver a la cima una vez más.

La respuesta de Riot a los campeones dominantes durante casi todo el año ha sido nerfear sus estadísticas en lugar de pensar mucho en la mecánica y los kits sobrecargados que los hacen rotos en primer lugar. Así es exactamente como terminamos con Azir y Corki en primer lugar: si no hay nada bueno, simplemente escala hacia el juego tardío. En el carril superior, esa respuesta con frecuencia son los tanques con capacidad para matar a los súbditos. Pero esa es una respuesta que definitivamente no queremos.

Esperamos lo mejor

Esperemos que esta cosa espeluznante sea un buen meta para el Mundial.

Todo esto pinta un panorama bastante sombrío, pero queda algo de esperanza. En los últimos parches se vio el resurgimiento de selecciones como Thresh en apoyo y Kled en el carril superior. Qiyana es una nueva pesadilla del equilibrio desde que se introdujo al juego, pero al menos es divertida. Yasuo se está infiltrando en el carril central y Renekton lo hace en el carril superior. Eso probablemente sea bueno, aunque ambos solo resaltan el hecho de que este juego podría llamarse Liga de Movilidad en este momento debido al énfasis excesivo en los hechizos de movimiento.

Además, las mejoras recientes de Fiora y Riven parecen apuntar a las y los jugadores profesionales. Definitivamente, eso complacerá a los jugadores más agresivos que quieran split push y exhibir su mecánica.

En el carril inferior, Vayne podría regresar y ella nos genera especial curiosidad como forma de contrarrestar la táctica de Garen y Yuumi. La idea es que ella pueda mantener a Garen a raya y simplemente matarlo una vez que acumule sus proyectiles de plata. Y si los equipos se sienten demasiado cómodos con selecciones como Tristana, una adición bienvenida al meta, tenemos a Caitlyn para que la contrarreste en el carril inferior.

Están pasando cosas buenas en los últimos parches, pero con tan poco tiempo para probar los cambios y sin que queden torneos para jugar, la esperanza es realmente lo único que les queda a las y los fans de LoL.

Todas las imágenes vía Riot Games.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Xing Li el 17 de septiembre de 2019.