Sin categoría

La desarrolladora de League of Legends Riot Games ha sido denunciada por discriminación de género

Antiguos y actuales trabajadores han rellenado la denuncia esta semana

Imagen vía Riot Games

Riot Games ha sido denunciada por uno de sus actuales y otro de sus antiguos trabajadores tras la investigación realizada por Kotaku sobre la cultura de la compañía de «hombres primero».

La actual integrante Melanie McCracken y la antigua Jessica Negron rellenaron la demanda colectiva al asegurar que las mujeres en Riot «no reciben el mismo salario» y tienen sus «carreras ahogadas por ser mujeres». La denuncia también dice que las condiciones de las trabajadoras demandantes han sido «negativamente afectadas» debido a acoso sexual.

Las dos mujeres dijeron que Riot Games está intentado esquivar las acusaciones que Kotaku puso sobre la mesa bajo el mensaje de que «hay investigaciones vacías y asesoramiento» además de «proteger a los actores negativos de cualquier tipo de repercusión». Están buscando daños monetarios y causar cambio social por la «mala conducta perpetrada por Riot Games», de acuerdo con la denuncia.

La denuncia de McCracken y Negron describe las múltiples formas en las que la «cultura bro» de Riot devalúa a las mujeres, tanto por experiencia personal como por el artículo original de Kotaku.

En agosto, Kotaku publicó una investigación de muchos meses sobre el sexismo en la desarrolladora de League of Legends. La publicación habló con 28 actuales y antiguos miembros sobre acoso sexual y misoginia en la compañía. Poco después del artículo, Riot publicó sus «caminos a seguir» tras la investigación. La compañía se disculpó por los errores cometidos y aseguró que trabajaría en arreglar la cultura de la empresa.

«Rioters nos comentaron que las acciones que se han tomado de momento están muy lejos de ser suficiente y nosotros estamos de acuerdo», comunicó un representante de Riot Games en el comunicado. «Los problemas con los que nos encontramos son serios y, para realizar el cambio, necesitamos entender al completo la raíz de los problemas. Esta transformación va a ser la fuente de nuestra fortaleza futura como compañía. Para llegar ahí, tenemos que evolucionar nuestra cultura, mientras preservamos las buenas acciones que han hecho especial a Riot Games».

Pero de acuerdo con la denuncia, los «pasos adelante» de Riot no son suficientes. Varios empleados de alto nivel acusados en el artículo de Kotaku están todavía en la compañía, pero otros muchos «que han sido acusados de facilitar la cultura tóxica» han sido «purgados», de acuerdo con Kotaku.

En septiembre, dos antiguos miembros de Riot fueron despedidos tras hablar sobre inclusión de género en un panel realizado por la compañía en PAX West. Muchos aficionados de League se cabrearon inicialmente y acusaron a la compañía de «discriminación de género» por crear un espacio para las mujeres y no hombres en la industria.

Riot ha emitido un comunicado a Kotaku con respecto a la denuncia: «Mientras que no vamos a discutir los detalles del proceso en curso, podemos decir que tomamos cualquier acusación con la seriedad que merece y la investigaremos», afirmó un representante. «Nos mantenemos comprometidos a evolucionar de forma profunda nuestra cultura para asegurar que Riot es un lugar donde todos los Rioters pueden prosperar».

Traducción oficial de la publicación en inglés.