League of Legends pierde el patrocinio de Alienware tras denuncias de acoso sexual contra el CEO de Riot Games

El contrato se cancela casi un año antes de lo previsto por la polémica que desató el manejo de las denuncias de acoso sexual por parte de Riot.

Foto vía Riot Games

Uno de los mayores sponsors de las competencias de League of Legends cesó su relación comercial con Riot Games tras las acusaciones de acoso sexual contra el director ejecutivo (CEO) de la empresa, Nicolo Laurent.

Alienware terminará su colaboración mundial con las competencias de LoL más de 10 meses antes de lo previsto. En conversaciones con Riot, Alienware citó su preocupación por la imagen pública del desarrollador del juego en medio de denuncias de acoso y otras controversias, señalaron a Dot Esports fuentes familiarizadas con esas conversaciones.

El acuerdo entre Alienware y Riot vencía originalmente en enero de 2022, según las fuentes. Riot eliminó la marca Alienware de todas sus competencias de LoL el fin de semana pasado.

«Alienware ha sido un socio valioso para Riot desde enero de 2019″, dijo Riot Games a Dot Esports en un comunicado. “No podemos comentar sobre nuestro acuerdo con ellos en este momento debido a obligaciones de confidencialidad. Mientras continuamos las conversaciones con ellos, hemos eliminado su marca de nuestras transmisiones», añadió.

El acuerdo incluía el patrocinio de todas las competencias de esports de LoL a nivel internacional, incluidos los torneos de LCS, LEC, LCK, LPL, Mid-Season Invitational y el Campeonato Mundial.

Alienware, que es propiedad de Dell, tomó la decisión de rescindir el contrato después de que Riot y su director ejecutivo fueran acusados ​​de acoso sexual y discriminación de género en una demanda civil por la ex asistente ejecutiva Sharon O’Donnell.

Acusaciones anteriores de acoso sexual en Riot, así como las consecuencias públicas en torno a la asociación de la LEC en julio de 2020 con NEOM, un desarrollo urbano respaldado por Arabia Saudita, también tuvieron que ver en la decisión.

Las primeras críticas por problemas con la cultura interna de Riot surgieron en agosto de 2018 después de que la publicación Kotaku denunciara numerosas acusaciones de discriminación de género y abuso sexual. Tras la denuncia, Riot se disculpó y dijo que divulgaría un «plazo de transformación cultural» de 16 meses.

Pero la compañía siguió siendo cuestionada a medida que salieron a la luz más acusaciones.

En diciembre de 2018, Riot suspendió al director de operaciones Scott Gelb después de que una denuncia incluyera acusaciones de conducta inapropiada, como golpear a empleados masculinos en sus genitales como broma. En un comunicado difundido tras esa denuncia, Riot informó que Gelb sería suspendido sin paga y recibiría capacitación adicional antes de regresar a la compañía. En marzo, Gelb todavía se desempeñaba como director de operaciones de Riot.

El verano boreal pasado, Riot tuvo otra crisis de relaciones públicas por el contrato de la LEC con NEOM.

Los propios comentaristas de Riot criticaron el acuerdo de NEOM debido a la forma en que Arabia Saudita trata a la comunidad LGBTQ +, como se describe en un artículo del diario The Guardian. El contrato también provocó críticas debido al papel del estado saudí en el asesinato del columnista del Washington Post, Jamal Khashoggi (un informe de los servicios de inteligencia de Estados Unidos publicado en febrero relacionó directamente al príncipe heredero Mohammed bin Salman con el asesinato de Khashoggi) y porque la tierra para el desarrollo urbano en cuestión es el hogar de la tribu indígena huwaitat. Riot terminó su vínculo con NEOM días después de que se revelara la controversia pública.

Alienware también es el sponsor de Team Liquid y tiene los derechos de denominación de sus centros de entrenamiento en Los Ángeles y Utrecht, Países Bajos.

O’Donnell presentó una demanda judicial contra Riot y Laurent en enero, en el estado de California. En esa denuncia alegó que Laurent hizo comentarios sexistas, entre ellos que las empleadas deberían «tener hijos» para aliviar el estrés durante la pandemia de COVID-19 y que la invitó a compartir con él viajes no laborales. O’Donnell se incorporó a Riot en 2017 y afirma que fue despedida injustamente en julio de 2020 por denunciar a Laurent ante el departamento de recursos humanos.

Riot negó que O’Donnell fuera despedida por esa denuncia y dijo que varios empleados se quejaron por el comportamiento de la empleada durante su paso por la empresa. Riot aseguró que comenzó una investigación independiente sobre el comportamiento de Laurent.

«Lo fundamental para darles confianza a los Rioters en nuestro compromiso con la transformación de la cultura es tomar muy en serio todas las acusaciones de acoso o discriminación, investigar a fondo las denuncias y tomar medidas contra cualquiera que haya violado nuestras políticas», declaró el portavoz de Riot, Joe Hixson, a Daily Esports. “En este caso, dado que algunos de las denuncias se relacionan con un dirigente ejecutivo, un comité especial de nuestra Junta Directiva supervisa la investigación, que se lleva a cabo por un bufete de abogados externo», añadió.

«Nuestro CEO ha prometido brindar su total cooperación y apoyo durante este proceso, y estamos comprometidos a garantizar que todas las denuncias se exploren a fondo y se resuelvan de manera adecuada», concluyó el portavoz.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Jacob Wolf  el 15 de marzo de 2021.