Sin categoría

Top laners de LoL causan más daño en las peleas de equipo, logran más muertes y toman más la primera torre, dice Riot

Parece que las mejoras dieron en el clavo.

Imagen vía Riot Games

Al fin les tocó el turno de brillar a los carriles superiores.

El director de juegos de League of Legends, Andrei «Meddler» van Roon, explicó que los cambios realizados para reforzar el impacto y la preferencia de los top laners están funcionando según lo previsto, según un posteo de hoy. La función se ha vuelto más popular y los carriles superiores parecen tener más influencia en el resultado de las partidas.

«Hemos visto que el carril superior se convierte en el carril que más comúnmente tiene la primera torre tomada, más daño contribuido por top laners en combates de equipo, más asesinatos por top laners, etc.», dijo Van Roon.

Además del mayor impacto que ahora tiene el carril superior en las partidas, su preferencia entre los miembros de la comunidad ahora pasó de «atractivo promedio a algo superior al promedio», según Meddler. Y dado que la función ha mejorado tanto en las dos áreas específicas, impacto y preferencia, Riot decidió no aplicar más mejoras a los top laners por ahora.

Riot estuvo explorando diferentes formas de mejorar el impacto del carril superior durante más de un mes. Después de que la compañía descubriera que el carril superior tenía poco impacto en el resultado de las partidas, especialmente en los niveles superiores y en partidas profesionales, tuvo que hacer algo.

Una de las principales formas en que se mejoró el carril superior fue aumentando la cantidad de oro que dan las placas de las torretas, así como disminuyendo la cantidad de daño que los campeones a distancia hacen a las torres. Esto le dio más poder a los golpeadores cuerpo a cuerpo, que obtienen una ventaja incluso si están siendo contrarrestados por top laners a distancia.

Ahora que el carril superior está en un buen lugar, tal vez se les pueda dar un poco de atención a los AD carry.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Andreas Stavropoulos el 27 de marzo de 2020.