Sin categoría

¿Pueden los centros gaming convertirse en la versión occidental de los PC Bangs?

La industria podría llegar a tanta gente como lo consiguieron los PC Bangs a principios de los 2000 en Corea del Sur.

Los Esports se adaptan a Internet y a la interacción online de forma absolutamente natural, y sin embargo, no es así como nacieron. Los PC Bangs coreanos a finales de los 90 y principios de los 2000 ofrecían la oportunidad de competir unos entre otros en partidas locales, como StarCraft, cuyo lanzamiento tuvo lugar en 1998.

La popularidad de StarCraft en Corea atrajo a muchos sponsors como Samsung, canales de televisión dedicados al juego, y miles de fans dedicados. Fue un éxito en Estados Unidos también, pero nada en comparación con el legado de esports que nació entonces en Corea del Sur.

Ahora, casi 20 años más tarde, el ecosistema de los esports de Estados Unidos está empeñado en su propia versión de los PC Bangs, que llevó el mundo de los videojuegos competitivos al escenario mundial. Con locales y establecimientos que empiezan a abrirse a lo largo y ancho de todo el país, impulsados por un modelo competitivo basado en ciudades e inversiones de capital de riesgo, la siguiente era de la industria podría estar llegando.

Eso, al menos, es lo que piensa el veterano de la industria, Mike Sepso. Fundó el Major League Gaming (MLG) en 2002 con Sundance DiGiovanni, ayudando a popularizar los esports en Estados Unidos. Sepso también ayudó a dar forma al formato de la Overwatch League como vice-presidente de Blizzard.

Ahora es CEO de Vindex, su nueva aventura de infraestructura en los esports que ya ha conseguido un capital de 80 millones de dólares. Sepso busca construir 1.000 centros gaming en los próximos cinco años a través de la adquisición de la compañía británica Belong Gaming.

La industria podría llegar a tanta gente como lo consiguieron los PC Bangs a principios de los 2000 en Corea del Sur.

Desde los comienzos de la MLG, Sepso quería que «la gente sintiese los esports más de cerca». Cuando, junto al co-fundador Sundance DiGiovanni, vio el humilde comienzo de los esports en los PC Bangs de Corea del Sur, Sepso pensó que lo mismo podría funcionar en Estados Unidos. Ahora, 17 años más tarde, podría convertirse en una realidad.

«He estado buscando una forma, durante más de 15 años, de coger esa magia de los primeros PC Bangs en Corea del Sur y encontrar un modelo similar que pueda funcionar en occidente,» dijo Sepso.

Para deportes tradicionales como el béisbol, hay un camino claro para los niños interesados en perseguir ese sueño de forma profesional. No ocurre lo mismo con los esports, a pesar de que su historia en Estados Unidos tiene casi 20 años. Hoy en día, dijo Sepso, un talento de 12 años solo tendría que seguir jugando en su habitación y esperar que algún día pueda tener su momento de gloria.

Parte del motivo por el que el fútbol es tan popular a nivel mundial es por su accesibilidad, dijo Sepso. Reducir esas barreras de entrada con la adquisición de Belong podría hacer que los Esports sean el juego más popular en Estados Unidos.

«Sentimos que el mercado de gamers poco reconocidos está en lugares que también están lejos de las grandes ciudades,» dijo Sepso. «La misión de este negocio es llevar la experiencia profesional de los esports a los pueblos de todo el mundo.»

Vindex, aunque busca añadir centros por todo el país, está balanceando el potencial ya existente en ciudades como Nueva York y Dallas. El Dallas Fuel y Empire, de Envy Gaming, y el New York Subliners y Excelsior, de Andbox, se unieron a Vindex para construir su plataforma gaming en las ciudades más grandes de Estados Unidos.

En Estados Unidos, hay muchas ciudades que son el hogar de alguna marca de esports. Pero con Sepso como inversor en Andbox y la naturaleza de la ciudad, era un emparejamiento que tenía sentido. Como presidente y co-fundador de Andbox, Farzam Kamel dijo: «Mientras que Nueva York es un centro geográfico, es además relevante a nivel mundial.»

Envy Gaming, que acaba de ganar el campeonato inaugural de Call of Duty League, espera que una Arena de Belong Gaming añada más oportunidades para interaccionar con los fans.

Photo via Envy Gaming

Recientemente, completaron la construcción de su centro principal en Dallas, de casi 2.000 metros cuadrados, justo enfremte del centro de American Airlines. El establecimiento tendrá espacios de práctica para equipos de esports, espacios de oficina para staff, y un player lounge que se transformará en campamento, clínica, tours, watch parties con acceso VIP, según dijo Mike Rufail en un tour de vídeo en Facebook el año pasado.

«Lo construimos en torno a la idea de tener relaciones más directas con la comunidad en nuestro propio espacio,» dijo el CEO de Envy, Adam Rymer. Añadió además que vendieron todas las entradas para el primer evento de lifa en abril, mostrando la demanda para eventos de esports en Dallas.

Envy y Belong están planeando abrir varios centros pequeños juntos y un centro principal en el norte de Texas. Lo mismo se hará con Andbox.

Vindex será dueño de las arenas y será quien las opere, y requerirán suscripciones Premium (pero no de inmediato), y tendrá como propósito tener un beneficio alto. Estos equipos tendrán la capacidad de exponerse de forma constante, sea a través de merchandising o apariciones de equipos. El modelo local de esports, y por lo tanto el acuerdo con Vindex, tiene todo el sentido del mundo para Rymer.

«Ser capaz de construir una comunidad, ser capaz de construir una base de fans con nuestra región – Dallas Ft. Worth y el Norte de Texas y todo lo que lo rodea – es muy importante para nosotros, para hacer que crezca nuestra marca y que ellos puedan crecer con nosotros en medida en la que va creciendo el sector,» dijo Rymer.

Tras solo un mes desde que se hizo público el acuerdo, todavía se están negociando los detalles. Vindex será el responsable de construir los centros, mientras que Rymer dijo que su organización encontrará el beneficio en las arenas de Belong con eventos, clases, y lugares dedicados a vender merchandising. Cada ubicación destacará ‘torneos exclusivos, ligas, apariciones de equipo, y programas de productos de consumidos exclusivos de mercado,’ según el comunicado de prensa oficial de la adquisición de Vindex.

El modelo funcionará de forma similar a las arenas de Belong que ya existen en el Reino Unido. Cada una de las 24 ubicaciones por todo el Reino Unido tienen su propia identidad y su propia mascota para representarla. Pero los fans de los esports sabrán reconocer una arena de Belong cuando la vean, dijo Sepso. Como las arenas del Reino Unido, las de Belong en Estados Unidos tendrán a disposición de los jugadores varios coaches y estaciones de streaming para ayudarles a mejorar y a crear contenido propio.

«Lo más consistente que nos dijeron todos los gamers a través de comunicaciones directas o a través de sus acciones fue que la capacidad de poder mejorar en un juego específico era la principal motivación para todo lo que hacían,’ dijo Sepso de su experiencia con los eventos de MLG. Esa es la principal ventaja para aquellos que se suscriban a una Arena local de Belong.

Sepso dice que Vindex y las empresas de las cuales es dueña Vindex – Esports Engine, Next Generation Esports, y Belong Gaming – están preparados para trabajar en la creación de estos espacios ‘rápidamente’. Pero con la actual situación de la pandemia causada por el COVID-19 en Estados Unidos, están esperando a un momento mejor. La mayor parte de las arenas se construirán de forma customizada, ya sea dentro de centros comerciales, o en su propio espacio, con solo algunos espacios siendo reutilizados.

Vindex no es la única empresa apostando por los esports ultralocales. Comcast Spectacor y The Cordish Companies, el equipo de esports The Philadelphia Fusion, anunciaron en marzo que construirán una arena de esports de 50 millones de dólares entre los estadios de los Eagles, los Phillies, los 76ers, y los Flyers.

Los comunicados como estos son solo el principio de como la industria de los videojuegos continúa adoptando equipos de esports basados en ciudades. Y si los inversores inyectan más capital en más espacios físicos siguiendo a los planes de Vindex, de Comcast Spectator, y de The Cordish Companies, la industria podría llegar a tantas personas como se consiguió llegar con los PC Bangs en Corea del Sur a principios de los 2000.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Hawken Miller el 14 de septiembre de 2020.