Sin categoría

Portátil gaming vs. torre gaming: ¿Cuál es mejor para ti?

¿Rendimiento o portabilidad?

Los jugadores de PC tienen más opciones que nunca cuando se trata de elegir ordenador. Las opciones disponibles de torres gaming ya montadas son muchísimas, tanto para presupuestos ajustados como para aquellos que quieran algo de más nivel. Otra opción es montar tu propio PC con componentes de tu elección, e ir cambiándolos cuando quieras. Mientras que las torres siguen siendo la opción más popular, muchos optan en su lugar por un portátil gaming para jugar.

Las torres gaming tradicionalmente tienen mejor rendimiento que un portátil porque tienen la capacidad necesaria de albergar tarjetas gráficas más potentes, y una gran variedad de componentes de hardware. Los portátiles, por otro lado, tienen espacio limitado para una buena ventilación y refrigeración. La brecha entre las dos opciones se ha ido cerrando estos últimos años, y la introducción de Razer Blade en 2011 cambió la escena para los portátiles. La tecnología moderna permite a las empresas meter más hardware potente en un espacio más pequeño como el de los portátiles, y existen tecnologías más modernas que consiguen mejorar el rendimiento térmico.

Este articulo analizará las ventajas y los inconvenientes de los portátiles gaming y de las torres gaming para comparar su rendimiento, durabilidad, precio, y otros factores que podrían ayudarte en decidir qué tipo de ordenador es el mejor para tí.

Torres Gaming

Imagen de Alienware

No hay duda en que las torres gaming han sido la primera opción para gamers desde el principio. Las torres son más baratas que los portátiles si comparamos las especificaciones de cada uno. Además, una torre ofrece una capacidad de upgrade y de compatibilidad mucho superior.

Ventajas de una torre gaming

Precio

Las torres gaming pueden ser más baratas que sus equivalentes en portátil, pero eso depende de los periféricos y componentes que estés incluídos. Añadirle una GPU de las mejores del mercado, o un monitor con un refresh rate alto puede fácilmente subir el precio a mucho más que un portátil. Los periféricos, como los ratones gaming, los cascos, y teclados mecánicos, también pueden contribuir en una subida significativa del precio.

Aunque las torres no son necesariamente más baratas que los portátiles, sí que tienen una mejor relación calidad-precio. Un setup gaming bueno puede costar más que un portátil gaming, pero tendrá mejor rendimiento y un monitor más grande.

Cuando tenemos en cuenta el coste a largo plazo entre las dos opciones, las torres están mejor paradas. Los portátiles tienen opciones muy limitadas de upgrade, y se vuelven obsoletos con mucha más rapidez que las torres. Lo que termina pasando entonces es que hay que reemplazar el portátil entero con un modelo más nuevo con mejores especificaciones.

Las torres tienen más tiempo de vida porque siempre se pueden mejorar. En vez de reemplazarla entera, se pueden mejorar las partes de manera gradual en medida en que van saliendo mejores tecnologías. Si las partes fallan, se pueden reemplazar para seguir usando el sistema. Los dueños de portátiles tienen opciones mucho más limitadas para reparar su ordenador, y a menudo tienen que deshacerse de él si deja de funcionar.

Ser capaz de intercambiar componentes o meter mejoras en vez de comprar un sistema nuevo al completo es una ventaja significativa para las torres si tienes en cuenta el coste a largo plazo.

Capacidad de mejora

Otra de las razones por las cuales es tan popular la opción de la torre es su capacidad de mejorar el sistema. Aunque pueda haber limitaciones cuando el hardware se hace obsoleto, la mayoría de torres permiten a los usuarios realizar mejoras de componentes como RAM, CPU, GPU, y discos duros. Este factor es importante porque el espacio que ocupan los archivos de juegos se va haciendo más grande, y van requiriendo más recursos para los gráficos de alta resolución que utilizan. En vez de reemplazar el PC al completo, se puede simplemente reemplazar los componentes necesitaros para hacer que los juegos se ejecuten correctamente.

La capacidad de mejoras está directamente relacionada con su reparabilidad. Si algún componente de una torre se estropea, se puede encontrar un sustituto de varios vendedores. La capacidad de reemplazar partes de una torre hace que su longevidad sea más duradera, y al final, se ahorra dinero.

Personalización y módulos

Torres gaming ya hechas

Las torres gaming ofrecen mucha más personalización que otras opciones como los portátiles. Algunas empresas, como iBuyPower, permite a los usuarios elegir cada uno de los componentes y construir un PC con las especificaciones exactas que quieren. Los usuarios pueden elegir absolutamente todo, desde la carcasa al GPU al sistema de refrigeración, y el servicio que ofrecen estas empresas es el montar el ordenador con esas opciones.

Las torres ya hechas de los propios fabricantes, como Asus y Alienware, ofrecen opciones limitadas de personalización. Los usuarios pueden elegir los componentes de rendimiento, como GPU, RAM, y procesadores, pero no pueden elegir la carcasa ni las opciones de refrigeración.

Torres gaming personalizadas

Muchos gamers prefieren montar su PC ellos mismos para hacerlos únicos y para ahorrar dinero. El diseño modular permite elegir todos los componentes, desde refrigeración líquida, a la carcasa, y todo lo demás. Una vez llegan todas las partes, los que así lo eligen tienen la misión de montar el PC ellos solos.

Tamaño del monitor

Cuando montas tu propia torre gaming, tienes que elegir el mejor tamaño de monitor dependiendo de lo que necesites. Los jugadores más competitivos suelen elegir monitores 1080p de 24 pulgadas, mientras que otros optan por el 4K, los widescreen, u otras opciones. Los monitores, además, son fáciles de reemplazar si se rompen, o si quieres actualizar tu setup a uno mejor, sin tener que reemplazar todo el ordenador.

Ventilación y refrigeración

Las torres gaming ofrecen mejor ventilación y mejor refrigeración comparado con los portátiles. Como las torres tienen mucho más espacio interior, es más fácil que el aire circule. Ese extra de espacio otorga más opciones de refrigeración, y puedes decidir cuantos ventiladores de refrigeración quieres que tenga, o si prefieres refrigeración líquida más eficiente y todo-en-uno.

Rendimiento

Tener más espacio también afecta al rendimiento. Las torres gaming tienen mejor rendimiento que los portátiles porque tienen el espacio para albergar componentes grandes en vez de versiones reducidas. La refrigeración y ventilación mejorada también ayuda a mejorar el rendimiento de una torre porque cada parte está en condiciones optimizadas.

Uno de los mejores ejemplos para ilustrar lo que acabamos de mencionar son las tarjetas gráficas. La RTX 3090 de Nvidia es su tarjeta gráfica estrella, pero solo es apta para torres gaming y no portátiles. Mientras que Nvidia hace tarjetas gráficas para ambas opciones para la RTX 3080, la versión para torre es un 40 por ciento más poderosa que la de portátil.

Desventajas de una torre gaming

Movilidad

Las torres gaming claramente no se pueden mover demasiado. La carcasa suele ser pesada, dependiendo de cuantos componentes tenga el PC, y los monitores son más dificiles de trasladar si son de un tamaño considerable.

Mientras que esto suele ser el caso, existen algunas excepciones a la regla. Algunos usuarios prefieren las builds compactas mini-ITX o micro-ATX con carcasas más pequeñas. Si estas builds se combinan con un monitor más pequeño, puede ser más fácil transportarlo todo que con una torre media ATX.

Disponibilidad de componentes

Mientras que la mayoría de componentes son bastante fáciles de encontrar, otros, como las GPU, pueden ser difíciles de encontrar debido a su disponibilidad limitada. Uno de los ejemplos más obvios es el de las GPU serie 30 de Nvidia. Tras un año desde su lanzamiento, la disponibilidad de estas GPU sigue siendo escasa, lo cual significa que aquellos que quieran adquirirlas tendrán que buscar una alternativa.

La escasez de las GPU ha tenido un efecto directo sobre su precio. La RTX 3070 de Nvidia salió al mismo precio de 699 dólares que la antigua RTX 2080, a pesar de ser más nueva y tener mejor rendimiento. Aunque ambas tarjetas gráficas tienen el mismo precio recomendado, la RTX 3070 actualmente cuesta unos 1.500 dólares debido a su escasez y alta demanda.

Portátiles gaming

Imagen de Asus

Los portátiles gaming ofrecen un nivel de portabilidad y simplicidad sin límites. Todo, desde el monitor, a la cámara, al teclado, está integrado en un portátil, así que aquellos que opten por uno no tendrán que preocuparse de comprar nada aparte. Los portátiles gaming son capaces de ejecutar los mejores y últimos juegos del mercado, y son la única opción para aquellos que viajan a menudo debido a su diseño compacto.

Ventajas de un portátil gaming

Movilidad

Sin lugar a dudas, la mayor ventaja de los portátiles gaming es su portabilidad. Un portátil, con sus periféricos, como el ratón y los cascos, cabe fácilmente en una mochila de viaje y se puede llevar en aviones o trenes.

Naturaleza ‘plug and play’

Los portátiles gaming tienen sonido integrado, así como una webcam, monitor, y otros elementos, lo cual hace que sea muy fácil de iniciar. Aquellos que se decanten por esta opción tendrán todo en un solo sistema, y no tendrán que preocuparse de encontrar periféricos compatibles para que funcione todo. Dicho esto, la mayor parte de gamers deciden comprar, aún así, ratones y cascos aparte para conseguir el mejor rendimiento del portátil.

Desventajas de un portátil gaming

Precio

Mientras que los portátiles gaming pueden ser más caros que las torres gaming, depende de muchísimos factores. Los costes altos de las GPU modernas y de los monitores más rápidos puede hacer que aumente mucho el precio de una torre mucho más que el de un portátil, sobre todo considerando los otros componentes necesarios, como el ratón, los cascos, y el teclado.

Si tenemos en cuenta el coste a largo plazo, los portátiles tienen un precio más alto porque tienen opciones limitadas de reparaciones y mejoras. No se puede reemplazar o mejorar sus partes, y el comrpador tendría que adquirir un portátil nuevo cuando el que tenga desarrolle fallos o se quede anticuado.

Los portátiles gaming cuestan más que las torres por sí solas. Cuando miramos ambas opciones con un rendimiento parecido, el portátil es casi siempre más caro. Dicho esto, el precio de una torre gaming puede sobrepasar el precio de un portátil si añadimos un monitor, altavoces, teclado, ratón, y cascos.

Limitación de reparabilidad y mejora de componentes

La mayoría de portátiles gaming ofrecen mejoras muy limitadas. Se puede mejorar el RAM y la capacidad de almacenamiento, pero partes como el CPU y GPU no se pueden reemplazar porque están integradas en el motherboard. Mientras que la mayoría de torres son fáciles de abrir y mejorar, los portátiles son distintos, y algunos presentan todo un desafío a la hora de desmontarlo. Abrir un portátil, además, puede deshacer la garantía de compra, así que la mejor opción es referir al manual antes de intentar hacer un arreglo.

Los componentes integrados también hacen que sea más difícil reparar el daño en un portátil gaming. Si el CPU y el GPU fallan en un portátil, es muy posible que lo único que se pueda hacer es reemplazar todo el aparato en vez de solo reparar esa parte si no tiene garantía.

Pantalla más pequeña

Otra área donde los portátiles gaming fallan frente a las torres es el tamaño de la pantalla. Mientras que los usuarios de torre tienen más opciones en cuanto a tamaño de pantalla, los usuarios de portátiles típicamente están limitados a una pantalla de 15.6 y 17 pulgadas. Es posible añadir monitores a un portátil, pero aumenta el precio, que ya es alto, de un sistema portátil.

Rendimiento menor

Los fabricantes tienen que reducir el tamaño de los componentes para que quepan en un portátil. Algunos componentes, como el CPU, tienen un diseño diferente que las partes de una torre. Estas partes están diseñadas para adaptarse a un motherboard para un portátil en vez de un diseño universal para todo tipo de montaje. Sencillamente no hay espacio suficiente en un portátil para un GPU de tamaño completo, y las versiones portatiles con menor rendimiento suelen ser la única alternativa.

Mientras que las torres gaming tienen tradicionalmente un rendimiento muchísimo mejor que el de los portátiles, la brecha se va cerrando. Los portátiles más modernos ofrecen un rendimiento competitivo, pero esto tienen un coste más alto que no es viable para la mayoría de gamers que no tienen un ordenador con movilidad reducida.

¿Cuál es mejor para tí?

Para la mayor parte de usuarios, las torres gaming son mucho mejor opción que un portátil. Como comparativa, las torres cuestan ligeramente menos y ofrecen más rendimiento. Tienen más longevidad dependiendo de la carcasa, y se puede mejorar o reemplazar los componentes.

Por otro lado, los portatiles gaming son mejores para aquellos que requieren una solución con más movilidad. Son lo suficientemente compactos para entrar en una bolsa y permite jugar sobre la marcha. Aunque son caros, no hay sustituto para el gamer viajero.

Entre las dos opciones, la torre gaming es la mejor opción para los que quieran el mejor rendimiento y opciones de reparación y personalización. Los portátiles son la mejor opción para aquellos que viajan a menudo o que necesitan cierto grado de movilidad en los traslados al trabajo y los de vuelta a casa.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Saeed Wazir el 4 de noviembre de 2021.