Sin categoría

FaZe gana por 3-0 a G2 para proclamarse campeón de la IEM de Katowice

La final es una seria candidata a ser una de las mejores series de CS:GO de 2022

Foto vía ESL

FaZe Clan es el campeón de la IEM de Katowice de 2022 tras ganar por 3-0 a G2 Esports en una luchada victoria. La serie fue obligatoria para todo entusiasta de CS:GO ya que ambos equipos mostraron su mejor rendimiento y aportaron un verdadero espectáculo al público del Spodek Arena.

Las finales presenciaron cómo dos de los equipos más habilidosos de todo el mundo se enfrentaron cara a cara. G2 contó con su alineación al completo con la excepción de Rémy «XTQZZZ» Quoniam, que dio positivo en COVID-19, mientras FaZe Clan jugó una vez más con Justin «jks» Savage en el lugar de Håvard «rain» Nygaard, que no pudo disputar los playoffs por otro positivo en coronavirus.

Inferno, el primer mapa de la serie, estuvo en las manos de G2 Esports. Los samuráis lograron una ventaja de 11-2 en la primera mitad y diversos puntos de mapa en la segunda mitad para poder asegurar la partida, pero FaZe luchó constantemente y forzó la prórroga después de que Robin «ropz» Kool realizara un fantástico ace para mantener a su equipo en vida. Durante la prórroga fue FaZe quien se impuso. La organización tomó la ventaja tras el gran destello y cerró el mapa con un 19-15.

FaZe dominó la primera mitad en Mirage y podría haber asegurado el mapa mucho antes, pero fue el turno de G2 para darlo todo y evitar la derrota al llevar la partida a la prórroga. Fue el mapa más tenso de todo el torneo ya que llegó hasta la quinta prórroga, teniendo G2 la posibilidad de empatar la serie especialmente porque Nemanja «huNter-» Kovač estaba en un gran estado de forma. Realizó 57 bajas y jugó mucho mejor que su primo Nikola «NiKo» Kovač, la superestrella del equipo.

G2 Esports contaba con huNter-, pero FaZe Clan tenía a Russel «Twistzz» Van Dulken y jks. Ambos tuvieron un rol esencial en la victoria de FaZe y fue el australiano quien asestó el golpe final a G2 tras batir a Ilya «m0NESY» Osipov y Aleksi «Aleksib» Virolainen en un clutch de uno para dos en el punto de B para cerrar el mapa por 31-27 a favor de FaZe.

Muchos seguidores creyeron que G2 Esports se rendiría tras el esfuerzo en Mirage, pero huNter- y compañía mantuvieron su moral alta en Dust II a pesar de la gran desventaja. El mapa fue decidido una vez más por pequeños detalles y casi llegó a otra prórroga, pero FaZe fue capaz de cerrarlo en el tiempo reglamentario al conseguir la victoria por 16-14.

Tanto NiKo como Helvijs «broky» Saukants estaban en la carrera por el MVP antes de la gran final, pero tras la serie quedó mucho más claro que broky fue el jugador con más impacto. NiKo contó con un gran torneo, pero desgraciadamente para los seguidores de G2 Esports, finalizó con un K/D negativo tanto en Inferno como en Dust II. En cambio, broky finalizó la serie con un K/D de 95-80 y fue uno de los jugadores de FaZe Clan con más impacto tras Twistzz.

Finn «karrigan» Andersen, capitán de FaZe Clan, estuvo más emocionado que sus compañeros de equipo después de que finalizara la serie. Después de todo, el veterano había estado en dos finales de la IEM de Katowice anteriormente pero no pudo hacerse con el título. «Debería haber ganado en 2018, pero no lo hice, ahora he vuelto y he ganado el puto trofeo de Katowice» declaró el danés entre lágrimas mientras la afición coreaba su nombre.

Con esta derrota G2 Esports mantiene su maldición en las finales ya que la organización no ha ganado ningún torneo de tier uno en la escena de CS:GO desde la DreamHack Masters de Malmö de 2017. Por la otra parte, FaZe ganó su tercer gran torneo de Counter-Strike con un sustituto y demostró al mundo que están aquí para ser favoritos tras un decepcionante recorrido en 2020 y 2021.

Artículo publicado originalmente en inglés por Leonardo Biazzi en Dot Esports el 26 de febrero.