Sin categoría

Cambios a la Grieta del Invocador y los dragones en la temporada 10 de LoL solo confundirán a los equipos profesionales

Decidir qué dragones tomar y cuándo será un gran desafío para los equipos profesionales en 2020.

Imagen vía Riot Games

El Dragón Anciano es una de las mejoras más fuertes de League of Legends. Cualquier equipo que sea capaz de derribar a ese objetivo formidable debe tener todo lo necesario para arrasar la base enemiga.

Pero una y otra vez, en cola individual y en juego competitivo, los equipos no logran terminar con la mejora activa del Dragón Anciano. Tal vez toman un inhibidor o una torreta de nexo. Pero por razones desconocidas, los equipos atacantes simplemente no pueden derrotar al nexo enemigo, dejando que el equipo defensor sobreviva para luchar un día más. Incluso en el Campeonato Mundial 2019 (Worlds), hemos visto múltiples instancias de un equipo luchando contra la mejora del Dragón Anciano como si no fuera nada.

Las respuestas de Riot, reveladas en la celebración del décimo aniversario de LoL, son una serie de próximos cambios en la Grieta del Invocador. Por primera vez en años, el mapa evolucionará para ponerle sal al asunto, y los nuevos dragones son parte de eso.

El problema es que, para los equipos profesionales que ya no pueden determinar cuáles dragones son mejores y cómo priorizar los objetivos, estos cambios solo los confundirán más.

Un buen comienzo

Imagen vía Riot Games

El cambio de mapa menos emocionante parece ser los nuevos nichos o rincones (alcoves) que llegan al carril superior e inferior. Básicamente, proporcionan más bienes raíces a estos carriles y en realidad tienen el potencial de ser realmente divertidos, especialmente a nivel profesional.

Los junglas profesionales saben cuándo y cómo acampar un carril, utilizando un arbusto para su ventaja. Muchas veces, un jungla se sienta en un arbusto y espera pacientemente un gank que sabe que funcionará. Los nichos solo les dan más lugares para saltar.

Pero la parte más bienvenida de estos cambios realmente afectará la forma en que los jugadores jueguen la fase del carril. En el carril inferior, los soportes tendrán otro lugar desde el que actuar, haciendo que el posicionamiento sea más interesante. En el carril superior, el nicho hará que los jugadores piensen más en cosas como la gestión de olas, el reinicio y la forma en que juegan el mapa.

Los carriles laterales en LoL tienen un lugar bastante estable. A diferencia del carril central, con su gran cantidad de puntos de entrada, estas líneas pueden parecer un poco aburridas tras años con los mismos patrones. La adición de los nichos les dará un poco más de sabor a la forma en que se desarrollan los carriles superiores e inferiores. Y esto podría ser un plan para futuros cambios en el mapa.

Ya estamos confundidos otra vez

Imagen vía Riot Games

El otro gran cambio será la forma en que los dragones elementales pueden interactuar con el mapa. En lugar de darle solo estadísticas a un equipo, los dragones podrán crear muros, destruir arbustos e incluso hacer que las plantas crezcan con mayor abundancia.

Estos cambios son interesantes y deberían ser divertidos. Pero también es probable que generen un entorno profesional más caótico en el que RNG tiene una mayor comprensión de los resultados.

La razón es simple: los equipos profesionales son malos para determinar cuáles dragones son los mejores. Cuando se lanzaron los dragones elementales hace más de tres años, muchos equipos pensaron que infernal, que es una mejora en el combate, era más poderoso. Ese parecer cambió lentamente a océano debido a su mejora inicial a regeneración durante la fase del carril. Y ahora, nube es el mejor dragón temprano.

Pero el asunto no es solo descubrir cuáles dragones son los mejores. Los equipos son malos en saber qué dragones son buenos para su equipo y cuáles les encantaría a sus enemigos ver generarse. Un error común del Worlds 2019 es cuando un equipo toma a un dragón que en realidad aumenta la probabilidad de victoria de sus rivales.

Esa no es culpa del dragón, sino que se origina en una incapacidad fundamental para identificar las condiciones de victoria tanto antes como durante el juego. Pero agregar más mejoras que alteren el mapa a la cosa hará que estas decisiones sean más difíciles. Probablemente lleve a que los equipos tomen dragons cuando no deberían, o viceversa. Eso, a su vez, conducirá a resultados más aleatorios en los niveles más altos de juego.

Sin embargo, hay buenas noticias: el nuevo Dragón Anciano en realidad está 100% roto. Entonces, en lugar de ver el vaivén de un equipo mientras usa la mejora, temeroso de caminar hasta la torreta enemiga, veremos cómo los jugadores reciben un disparo a distancia.

Las partidas podrían llegar a ser más aleatorias en 2020, pero deberían terminar más rápidamente.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Xing Li el 4 de noviembre de 2019.