Jensen y Team Liquid superan a TSM en la primera ronda del LCS Mid-Season Showdown

La serie más esperada de la primera ronda fue una dominación absoluta

Foto de David Lee vía Riot Games

Fue una serie más cerrada de lo que los números podrían haber indicado, pero el enfrentamiento entre Team Liquid y TSM dio mucho que hablar. Dos de los mejores equipos de la región norteamericana ofrecieron una serie en la que mostraron acción, selecciones únicas y sus identidades para inaugurar el Mid-Season Showdown.

Ambos equipos se alejaron de sus típicos estilos de juego, especialmente en la calle central. TSM, un equipo cuya identidad gira mucho más alrededor de PowerOfEvil en comparación a Liquid con Jensen, el debate fue si el hecho de que PoE jugara otros campeones que no fueran hypercarries sería una debilidad o una fortaleza.

Aunque su gran virtud sigue siendo su Azir, el medio tuvo grandes actuaciones con Lucian y Seraphine, campeones que sólo ha jugado una vez en 2021. Las derrotas de ambas partidas no fueron por su culpa, pero TSM no pudo replicar la fórmula del éxito del Spring Split ante un rejuvenecido Team Liquid: unos primeros minutos cautelosos para luego poder llegar a los compases finales para que PowerOfEvil brille.

Por la otra parte, Jensen mostró su Veigar, quedó 7/1/10 con Ahri en el segundo mapa y jugó Sylas en el tercero. Cuando su flexibilidad hizo que Twisted Fate dejara de estar bloqueado, el medio de Team Liquid lo escogió y tiró la puerta a patadas en la cuarta partida.

La pregunta para Team Liquid era si podía solucionar los problemas comunes de la fase regular: el pobre posicionamiento de Tactical y la incapacidad para aprovechar las ventajas de los primeros minutos. En cambio, TSM se centró en todo lo contrario: jugar alrededor del early game y seguir con buenas peleas grupales.

El primer mapa ofreció un cambio de roles para ambos equipos. Liquid no estuvo fuerte en los primeros compases. De ehcho, perdió los dos Heraldos y dos de los tres dragones iniciales. Su fuerte fase de líneas les mantuvo vivos a pesar de que una habilidad definitiva de PowerOfEvil con Azir cambiara todas las peleas grupales.

Liquid se dio cuenta de que PoE era la gran condición de victoria de TSM y le eliminó en cada pelea alrededor del Barón Nashor, forzando a sus rivales a jugar peleas malas para ellos. Liquid castigó rápidamente a sus oponentes y consiguió remontar para asegurar la primera victoria de la serie.

La mejor descripción de la segunda partida es la palabra «contragolpe», tanto en la fase de selección y bloqueo de campeones como en la Grieta del Invocador. A pesar de ganar la primera partida, Liquid bloqueó el Azir de PowerOfEvil y le dio Ahri a Jensen para contrarrestar el Lucian del alemán.

Jensen aseguró un asesinato cuádruple gracias a una selección de Ahri que cada vez gana mucha más presencia, especialmente porque la Escarcha Eterna es más popular como objeto mítico. Esto no hubiera sido posible sin la gran actuación de Santorin con Nidalee, que lideró al equipo hacia una rápida y limpia segunda victoria.

Jensen recibió otro counterpick en el tercer mapa, en esta ocasión Sylas ante la Seraphine de PowerOfEvil. Aunque la selección estaba mucho más enfocada a contrarrestar el equipo rival y no sólo la línea, Jensen no pudo hacer el gran uso que esperaba con las habilidades definitivas disponibles. TSM se salvó de la eliminación gracias al daño físico de la Tristana de Lost y la Camille de Huni, que forzaron la cuarta partida.

Liquid aceleró el ritmo en la cuarta partida e intentó cerrar rápidamente la serie con un asedio en la zona superior del mapa, intercambiando tres asesinatos. Huni tuvo un mal rato con Gragas, y al tener una diferencia negativa de 800 de oro provocada por los súbditos y las torres, Liquid se hizo con el firme control del encuentro. Alphari no era necesariamente la condición de victoria, pero su 7/3/10 con Gnar, tradicionalmente elegido como respuesta a Renekton, fue facilitado con los bloqueos de Jayce y Gangplank.

Esta flexibilidad es el motivo principal por el que Liquid tiró de talonario para hacerse con el top británico. Alphari no tiene por qué ser el protagonista, pero puede asumir ese rol, algo que fuerza que los oponentes tengan muchos aspectos a revisar antes de jugar contra Liquid.

Estos dos equipos y Cloud9 -los tres mejores equipos de América del Norte en la actualidad- juegan a un piedra-papel-tijeras particular desde la fase regular, y con la calidad mostrada por parte de Liquid y TSM, el formato de doble eliminación supone una mejora evidente. A pesar de la derrota, TSM tenía un récord positivo de 2-0 en la fase regular y podría volver fácilmente a las finales del Mid-Season Showdown.

El Mid-Season Showdown continuará con el partido de Cloud9, líder del Spring Split, contra 100 Thieves, cuarto clasificado. El ganador del partido deberá enfrentarse a Liquid el próximo sábado 3 de abril, mientras que TSM se enfrentará a Evil Geniuses el 27 de marzo.


Síguenos en YouTube para más noticias y análisis de deportes electrónicos

Artículo publicado originalmente en inglés por Henrique DaMour en Dot Esports el 20 de marzo.