G2 Esports gana su octava LEC tras dominar a Fnatic en las finales

Caps volvió a brillar y volvió a conseguir el premio a mejor jugador de la serie

Foto vía Riot Games

G2 Esports ha ganado su cuarta LEC seguida, algo que acumula un total de ocho a lo largo de toda su historia, tras una dominante victoria por 3-0 contra Fnatic en las finales del Summer Split.

G2 volvió tras su derrota contra Fnatic en las semifinales de la semana pasada y pareció un equipo mucho más preparado con sus composiciones. Rasmus «Caps» Winther jugó fenomenalmente y ganó su tercer premio a MVP de toda su carrera.

La serie arrancó con un Shen sorpresa para el jungla de G2. Con el ninja la organización contrarrestó el estilo agresivo de Fnatic gracias a su habilidad definitiva, algo que sirvió para frenar las escaramuzas ganadoras de sus rivales. Marcin «Jankos» Jankowski brilló y superó a Fnatic ya que el conjunto no pudo ganar ni una pelea grupal.

Tras el éxito en la primera partida, Jankos vio cómo Fnatic bloqueó su Shen en el segundo encuentro. En su lugar el jungla jugó Sett, uno de sus mejores personajes durante esta temporada. Fnatic no pudo hacer frente al tanque, que estuvo omnipresente en todo el mapa y dio la ventaja necesaria a sus compañeros cada vez que Fnatic quería iniciar una jugada.

Fnatic probó a reducir el ritmo y fue a por el Alma del Dragón de Montaña. A pesar de que la obtuvo el conjunto no tuvo éxito ya que el bufo no ayudó contra la composición de G2, que estaba mucho más centrada en peleas grupales extendidas que no en daño explosivo. Tras una batalla de 42 minutos G2 aniquiló a todos sus oponentes y finalizó la partida para quedarse a un punto de llevarse el título de campeón.

La última partida pareció la más igualada para ambos equipos ya que los dos sacaron a la luz sus mejores campeones. Fnatic bloqueó a Shen una vez más pero volvió a dejarle a Jankos su Sett, que fue capaz de asegurar ventajas en los primeros minutos y controló bien todos los dragones. Fnatic fue capaz de empatar la desventaja de oro, pero una escaramuza por el Alma del Dragón Infernal sentenció su destino. El equipo perdió la pelea, el alma y finalmente la serie.

G2 tuvo un rendimiento fenomenal durante toda la serie y la mayoría de sus jugadores superaron a sus oponentes. Sin embargo, Caps fue el verdadero líder ya que estuvo un nivel por encima del resto e hizo parecer a Tim «Nemesis» Lipovšek mucho peor medio de lo que realmente es.

Esta victoria significa mucho para G2 por el largo recorrido hecho. De esta manera irán a los Campeonatos Mundiales como cabeza de serie europeo y evitarán a los mejores equipos del resto de regiones. Los Worlds comienzan el próximo 25 de septiembre y acabarán el 31 de octubre.

Artículo publicado originalmente en inglés por Cristian Lupasco en Dot Esports el 6 de septiembre