Aphelios: ¿Un problema de kit o del jugador?

Estos son los principales problemas con el ADC de 200 años.

Aphelios, el campeón AD carry más popular de todos, ha retorcido el meta de League of Legends y ha frustrado a bot laners de ambos lados con su fuerza desde que salió a la luz el campeón.

El ADC se convirtió en un problema importante tanto en solo queue como en partidas competitivas tras su lanzamiento en diciembre 2019, y popularizó el meme ‘200 años’, que originó de la respuesta del diseñador de campeones de Riot Games Nathan ‘Lutzburg’ Lutz a un main de Wukong.

Aphelios sigue teniendo una presencia importante tanto en solo queue como en partidas profesionales. Presume de un 93,6 por ciento de presencia en el Spring Split de la LCS, con un 66 por ciento de win rate, así como de un 95,6 por ciento de presencia en el Spring Split de la LEC, con un 50 por ciento de win rate.

Mientras que se han planeado algunos nerfs en el PBE de League of Legends para el parche 10.15, aún no está claro si esto le mantendrá a raya y le impedirá ser un campeon insta-pick en pro play y en solo queue.

El Invoker de League of Legends

Cuando Aphelios empezó a ser desvelado por Riot, el interés de la comunidad se desplomó. ¿Cómo se traduciría un campeón de tipo Invoker de Dota 2 al entorno de League of Legends?

En Dota 2, Invoker es un mago sin habilidades básicas, pero que puede combinar elementos para crear ciertas habilidades, permitiendo una demostración de habilidad mecánica, sobre todo en situaciones complicadas o tensas.

En teoría, añadir esta mecánica al juego parecía buena idea. Sin embargo, una vez que el campeón salió al PBE y la gente empezó a probarlo, todos se dieron cuenta de que la expresión de habilidad esperada del campeón sencillamente no estaba a la altura.

Aphelios fue desvelado con cinco armas que se podían intercambiar y controlar colocándolas en slots. Lo único que tenía que manejar el jugador era el número de balas preparadas para una teamfight con el arma más apropiada. Mientras que el trailer del campeón mostraba una situación con varias armas, todos se preguntaban sobre las diferencias entre dichas armas. Aphelios se cargaba al equipo enemigo con varias combinaciones de armas en el trailer, mostrando lo fuerte que era el campeón independientemente de qué arma decidía utilizar antes de la teamfight. Sus enemigos eran del mismo nivel, con los mismos objetos, y aún así caían como moscas frente a las habilidades de Aphelios.

Un kit problemático

Normalmente, los campeones tienen algún tipo de debilidad incorporado a su kit para permitir un counterplay. Aphelios tiene acceso a una variedad de efectos, como rango, slow, root, lifesteal, daño melee. y mucho más. Aunque hace que cada una de sus armas parezcan únicas, todos estos efectos hicieron que el campeón fuese demasiado bueno en todos los aspectos.

Su poder en la fase de laning con su lifesteal y su arma de rango necesitaba varios nerfs antes de posicionarse como campeón countereable. En el mid game, los oneshots a enemigos con su ultimate eran frecuentes por lo fuerte que estaba con la combinación de Infernum y Moonlight Vigil.

Claramente no tenía ninguna debilidad fácilmente identificable. Y aunque no tenga dash, no puede considerarse una debilidad cuando hace más daño cuanto más te acercas a él. Este poder se ejemplifica con la actuación del ADC de Schalke 04, Nihat ‘Innaxe’ Aliev, durante el Summer Split de la LEC de este año, cuando el bot laner se hizo con dos kills en un 1v4 y logró escapar con una barra llena de vida a pesar de haber estado cerca de la muerte.

Nerfs constantes desde su lanzamiento

Riot desveló a un Aphelios sobretuneado, y tenía algunos problemas de claridad, que se hicieron más grandes con su win rate de más de 55 por ciento durante un periodo de tiempo extenso. Aunque los desarrolladores tomaros cartas sobre el asunto en el parche que siguió a su lanzamiento, seguía siendo más fuerte que la mayoría de campeones que se enfrentaban a él en la botlane.

Como resultado, se siguió nerfeando, lentamente, cambiando cada parte de su kit. El único aspecto que no se tocó fue el arma Gravitum, que ya era menos fuerte que sus otras opciones. Eso no significa que no sea fuerte, sin embargo, ya que los jugadores han aprendido a utilizarla de forma efectiva para escapar de situaciones complicadas.

Mientras que los campeones suelen colocarse en un balance después de un par de nerfs, con Aphelios no ocurrió. Se sigue considerando un pick de prioridad incluso después de nueve nerfs, lo cual debería haberle bajado el nivel. El hecho de que Baile de la Muerte también recibió un rework para que fuese viable como item ADC no ayudó a la situación. Aphelios se convirtió en un campeón incluso más fuerte que antes con el nuevo baile de la Muerte después de muchísimos nerfs.

Si Baile de la Muerte no hubiese recibido un rework, Aphelios probablemente no habría dominado el meta como lo ha estado haciendo. Sin embargo, el efecto de curación del rework de Baile de la Muerte es tan eficiente en un ADC que se vuelven más fuerten de forma instantánea. Antes de este rework, los ADCs podían explotar fácilmente. El reowkr de Baile de la Muerte ralentiza esa muerte con un efecto de daño por tiempo sobre el que lo lleva, lo cual los ADC pueden usar de outheal usando todos los lifesteal de las runas y los items.

¿Son los jugadores demasiado buenos con este campeón?

Mientras que para algunos campeones la maestría se puede conseguir tras un número de partidas, Aphelios parece tener buenas actuaciones con todos los jugadores, desde noobs hasta los más expertos. Su win rate está por encima del 50 por ciento y lo ha estado durante seis meses, con una presencia tremenda desde su lanzamiento en diciembre de 2019.

La diferencia entre un buen Aphelios y un mal Aphelios es minúscula. No importa qué arma utilices – puede borrar a equipos enteros del mapa con cada una de las setups.

Mientras que los jugadores mains de Aphelios puedan no ser tan diferentes que aquellos que estén usando al campeón por primera vez, es importante ver el contexto de las jugadas 1v5 que consiguen algunos jugadores. La mayor parte del tiempo, los enemigos se agrupan juntos y le dan a Aphelios una forma fácil de llegar al equipo entero.

El coach y caster de League of Legends Nick ‘LS’ De Cesare dio su opinión acerca del problema con Aphelios hace un par de semanas, argumentando que en vez de ajustar su draft, los equipos siguen haciendo drafts con composiciones melee, lo cual favorece más a Aphelios.

Ha habido varias instancias en partidas profesionales donde los oponentes han pickeado a un mago de rango, como Syndra o Ziggs, para encargarse de Aphelios. Sin embargo, estos picks requieren mucha práctica por parte de tu bot laner antes de llevarlos al escenario competitivo. Esa falta de circunstancias demuestra que los jugadores no están invirtiendo el suficiente tiempo a practicar con estos picks, o no parecen ser capaces de jugar una composición sin un ADC tradicional.

Una lección para el futuro

Aphelios es un campeón único que será recordado sobre la Grieta por siempre jamás. Aunque no llegó a las expectativas de los jugadores cuando salió a la luz, lo compensó cuando popularizó el meme de los 200 años.

Mientras quye su kit ha sido problemático por su falta de debilidades, el constante número de nerfs ha rebajado su poder y ahora al menos es más manejable que cuando salió el campeón. El problema de que es demasiado fuerte es una combinación de la flexibilidad de su kit y de la negación por parte de jugadores a adaptar su draft y gameplay cuando hay un Aphelios en partida, dependiendo en picks de confort en vez de picks que responden al campeón.

De ahora en adelante, Riot debería rebajar aspectos tan únicos y permitir más counterplay. Podrían o bien meter buffs a los campeones de la vieja guardia, o bien tunear a los nuevos campeones para que no influencien tantísimo el meta.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Cristian Lupasco el 19 de julio de 2020.