Riot Games accede a pagar 100 millones de dólares por la demanda de discriminación de género realizada en 2018

El nuevo acuerdo ya es oficial

Imagen vía Riot Games

Riot Games ha anunciado que ha llegado a un acuerdo de 100 millones de dólares con los departamentos laborales de California y las empleadas que realizaron en 2018 una demanda por discriminación de género.

Según la nota de prensa de Riot Games, 80 de los millones de dólares serán pagados a «las actuales y anteriores empleadas a tiempo completo y las agentes contractuales de California identificadas como mujeres que trabajaran desde noviembre de 2014 hasta la actualidad». Riot también pagará 20 millones adicionales para cubrir los impuestos y otros gastos.

La demanda judicial de 2018, conocida como McCracken vs Riot Games, alegó múltiples situaciones de discriminación de género y acoso sexual dirigidas hacia muchas mujeres en 2014. La demanda fue aprobada oficialmente después de un reportaje sobre la cultura sexista de Riot Games publicado por Kotaku. Inicialmente Riot Games llegó a pagar 10 millones a finales de 2019 antes de que el California Department of Fair Employment and Housing (DFEH) interviniera y reclamara que las empleadas afectadas podrían merecer potencialmente hasta 400 millones de dólares por la demanda.

Tanto el DFEH de California como la Division of Labor Standards Enforcement (DLSE) objetaron sobre el pago de 10 millones e intervinieron para asegurarse de una multa justa. En su propia rueda de prensa, la DFEH notificó otros acuerdos que Riot Games ha aceptado como parte de la resolución:

  • Crear una caja de ahorro de seis millones de dólares anuales durante tres años del decreto de consentimiento -por un total de 18 millones- para ajustar los pagos y asegurar la diversidad, igualdad y programas de inclusión.
  • Poner a disposición 40 puestos a tiempo completo en funciones de ingeniería, roles de diseño artístico para miembros de la clase que trabajó con contratos temporales en un proceso competitivo.
  • Contratar y pagar un experto externo aprobado por la DFEH para realizar un análisis de igualdad en el salario de los empleados, promociones anuales durante tres años y las disparidades que no puedan ser explicadas por razones legítimas de buena fe.
  • Contratar y pagar un monitor externo independiente aprobado por la DFEH para asegurar el cumplimiento de las protecciones en el lugar de trabajo, incluyendo una revisión de las investigaciones y las quejas anuales durante tres años.

«Este es un gran día para las mujeres de Riot Games y de todas las compañías de videojuegos que merecen un lugar de trabajo libre de acoso y discriminación» declaró Genie Harrison, abogada de las demandantes. «Apreciamos la introspección y el trabajo de Riot desde 2018 para convertirse en una compañía más diversa e inclusiva, mostrando voluntad para hacerse responsable de su pasado y su intención de asegurar la justicia y la igualdad en el futuro».

Una fuente de Riot declaró que la compañía espera que «el acuerdo recuerde apropiadamente a aquellas personas que tuvieron experiencias negativas en Riot y demuestre el deseo de liderar un ejemplo aportando más transparencia e igualdad en la industria del videojuego».

Artículo publicado originalmente en inglés por Scott Robertson en Dot Esports el 27 de diciembre.