Sin categoría

VALORANT rompe récord en su primera semana, ahora deberá demostrar ser más que el juego del momento

Las expectativas son altas.

El nuevo shooter táctico en primera persona de Riot Games, VALORANT, ha llegado a Twitch con un record de audiencia para la plataforma, a pesar de que el título aún se encuentre en fase de beta cerrada.

Con un pico de audiencia de más de 1,7 millones, el juego registró más de 19 millones de horas visualizadas cuando se les permitió a ciertos creadores de contenido jugar al título en stream por primera vez. VALORANT ha conseguido en un solo día lo que muchos de los títulos más populares en Twitch considerarían una buena semana de audiencia.

El juego tan altamente anticipado de Riot ha sobrepasado las expectativas de muchos en cuanto al tipo de audiencia que puede atraer un juego en Twitch, sobre todo para su primer día. Pero para aquellos que prestan atención a como funciona la audiencia en Twitch, estos números, aunque no tengan precedente, no son nada de que sorprenderse. Aunque VALORANT va de camino a convertirse en una estampa de Twitch, es importante que el sector evite basar unas expectativas poco realistas en los números de este primer día.

Existe una fuerte probabilidad de que VALORANT tiene los ingredientes necesarios para convertirse en uno de los títulos de streaming más populares, pero ajustar nuestras predicciones podría evitar que el juego gane una reputación que no podría mantener durante mucho tiempo.

El lanzamiento de la beta de VALORANT esta semana ha sido la tormenta perfecta de audiencia, pero muchos de los factores que hicieron esto posible no asegurarán tal audiencia a la larga.

Los Twitch drops, el confinamiento por la pandemia COVID-19, y el status de Riot como desarrollador top lanzando un nuevo título, son factores que, juntos crearon un cocktail explosivo de potencial de audiencia.

Para empezar, el top de desarrolladores del sector tiene una reputación por poder atraer a nuevos viewers de forma consistente en un debut de Twitch. El año pasado, el lanzamiento de Apex Legends, de Electronic Arts, en febrero, generó más de 30 millones de horas visualizadas durante varias semanas consecutivas, algo que mucho otros títulos han fracasado en cumplir incluso una sola vez al año.

Mientras que Apex pudo extender su éxito inicial durante más de un mes, la audiencia eventualmente dio una bajada tremenda cuando el hype por el juego pasó, y otros juegos rivales, como Fortnite, empezó a crear más contenido.

De la misma manera, los Twitch drops juegan un rol importante en mover la audiencia – y no hablamos solo en concepto de skins básicas y cosméticos disponibles regularmente a través de Twitch Prime.

Hacer accesible la beta de VALORANT al público exclusivamente por ver a los creadores de contenido en Twitch ha sido posiblemente el factor más significativo para conseguir audiencia. No solo atrae a viewers que posiblemente no entrarían en Twitch de otra manera, sino también muchos que están incluso creando varias cuentas para ver varios streams a la vez en varios dispositivos para aumentar las probabilidades de conseguir acceso a la beta.

La clave en todo esto es que el juego, que se ha hypeado muchísimo por toda la comunidad gaming, solo es accesible viendo streams en Twitch. Lo más parecido a esto posiblemente sea el evento de Año Nuevo de ‘Escape From Tarkov’ y Twitch.

Aunque los jugadores no necesitavan ver Twitch para jugar a EFT, el evento de drops de Twitch para el título le daba a los viewers objetos útiles y tangibles in-game que no siempre eran estrictamente boosts cosméticos. En vez de un juego ‘pay-to-win’, el evento hizo de EFT un ‘watch-to-win’. La estrategia de Riot de hacer la beta accesible a través de Twitch drops esencialmente fue un caso de coger el éxito de EFT y subirlo a otro nivel.

Pero para EFT, el evento de Twitch drops tenía un límite en cuanto a ayudar a la popularidad del juego. Eventualmente, las audiencias del título volvieron a bajar a números más acordes y razonables. Después de empezar el año con 30 millones de horas visualizadas, la audiencia del juego bajó a menos de la mitad en solo unas semanas.

Para un juego como EFT que ha estado ahí un tiempo, este boost a corto plazo en audiencia puede llevar a algo que se quede ahí durante más tiempo, y puede ayudar al título a hacerse un hueco entre los más grandes en Twitch. Pero para un juego nuevo y muy publicitado desarrollado por un gigante como es Riot, este boost inicial es incluso más poderoso.

Por último, un elemento de la audiencia de VALORANT al que puede que no se le haya prestado demasiada atención, es el hecho de que más gente de lo normal está viendo Twitch en estos momentos. Con la alarmante propagación del COVID-19 y el confinamiento en casa en tantos países que ha causado la cancelación de la mayor parte de las ligas más importantes de deportes tradicionales, las masas han llegado a Twitch en busca de entretenimiento.

El el primer cuarto del año, Twitch llegó a un récord de horas visualizadas y de media de viewers, según el report de Streamlabs y Stream Hatchet. Es natural que un evento masivo en gaming en una época como esta haga muchísimo por conseguir récord de audiencia.

Pero, ¿son todas estas cosas buenas o malas para el futuro de VALORANT en Twitch?

Especular sobre el futuro de VALORANT no es fácil. El juego decididamente tiene una base que podría llevarlo a una nueva era de Twitch. Sin embargo, al mismo tiempo, el hype que rodea a la audiencia inicial del título podría resultar en unas expectativas muy poco realistas para su futuro que podría dañar el potencial del juego.

Mientras que los fans verán a streamers como Summit1g, Ibai, o TinTheTatman mientras esperan desesperadamente recibir acceso a la beta de VALORANT, es importante mantener bajo control las expectativas para el juego. Si no, acabaremos todos decepcionados más adelante.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Max Miceli el 8 de abril de 2020.