Sin categoría

Un viaje por Europa

Entre Vodafone Giants y KIYF poseen varios de los jugadores que más han viajado a través del viejo continente para labrarse un futuro profesional

Fotografía por H. Amorós vía LVP

La historia no siempre está documentada. Miles de jugadores han pasado sus carreras por diferentes torneos regionales a lo largo de los años sin llegar a ningún lugar. Han cruzado sus travesías con otros que en su momento solo eran un apodo más en el cliente de League of Legends. Han jugado para equipos que ni siquiera existen ya e incluso campeonatos que nunca se volverán a celebrar.

Muchos de estos jugadores parecen nuevos, incógnitas sin resolver. Cuando comienzan las temporadas, se tacha a estos jóvenes (con talento o no) de desconocidos para juzgar su futuro. Es difícil hacer un ejercicio de empatía si su pasado es difícil de encontrar, porque, como se decía antes, no está documentado.

Pero existe. Ese pasado está ahí para ser descubierto. Ya sea por entrevistas al propio jugador, con la revisión de partidas y torneos antiguos. ¿Sabías que el actual tirador de Movistar Riders, Jesper “Jeskla” Strómberg, empezó a ser visto por el viejo continente con Poppy en la calle superior con la revelación islandesa de un torneo nórdico? ¿O que el actual apoyo de eMonkeyz Club, Jakub “Tarky” Vaňkát, tuvo su mejor momento hace ya dos años cuando se llamaba k0koo y consiguió junto a Euronics Gaming ser el único en vencer fuera del mejor de uno al todopoderoso Fnatic Academy en su ascenso al clasificatorio a Challenger Series y posteriormente League Championship Series?

Por ello, para realizar la previa de la semifinal de Superliga Orange entre Vodafone Giants y KIYF, no tiene sentido irse al trasfondo histórico de los equipos… el cual es alargado y está lleno de cuentos que narrar. Las vidas deportivas de los jugadores que pisarán la Grieta del Invocador también están entrelazadas, aunque no lo parezcan a simple vista. Desde el primero hasta el último: Europa es vieja y antigua, pero pequeña.

Fotografía por H. Amorós vía LVP

Muchos jugadores, como Frank “Aesthetic” Norqvist, han vivido varias etapas debido a parones sabáticos de varios meses, incluso años. Incluso con cambios de nombre, como en el caso del sueco que con anterioridad se llamaba Swag. Frank llegó a representar a Suecia en su primera etapa, en un torneo intrascendente a nivel competitivo de 2016, pero que hasta la fecha es el mejor intento que se ha hecho de un mundial por selecciones en League of Legends: IeSF e-Sports World Championship.

Suecia salió arrasada en el grupo de China y Australia, pero no a todos los europeos les fue tan mal. En el grupo B se generó una rivalidad que se mantiene hoy en día por ver quién es el mejor de los balcanes, a su nivel claro. Serbia y Rumanía pasaron los dos de grupo, pero fueron los primeros quienes acabaron terceros del mundial al ser así la sorpresa del torneo. Por aquel entonces, Pavle “Yoppa” Kostić jugó el torneo como apoyo mientras que Andrei “Orome” Popa lo hizo como medio.

La carrera de ambos tops se dividió: el serbio acabaría en tierras inglesas pero poco más tarde se ganaría los corazones de los españoles en ASUS ROG Army. Desgraciadamente, Yoppa se enfrentará hoy a uno de sus equipos en esta aventura ibérica, KIYF. Mientras tanto, Orome se haría un hueco en los balcanes poco a poco hasta ser uno de los mejores jugadores de la región. El rumano conoció a muchos jugadores griegos, entre los que se encontró Labros “Labrov” Papoutsakis.

La falta de talento en la posición de apoyo en la actualidad es preocupante, por lo que Labros ha tardado muy poco tiempo en despuntar. La organización en la que lo hizo por primera vez, Wind and Rain, fue en la que compartió sitio con Orome en los balcanes… pero WAR no es una escuadra por esencia de allí. Para encontrar su origen hay que remontarse a aquel grupo de cinco jugadores que se clasificaron a Challenger Series en el clasificatorio de primavera de 2017 a pesar de que eran candidatos a últimos: August “Quixeth” Skarsfjord, Alejandro “DarkSide” Oyonate, Marcel “Scarlet” Wiederhofer, Nikola “Xani” Zrinjski y Danny “Dan Dan” Le Comte.

Fotografía por H. Amorós vía LVP

Wind and Rain había nacido fruto de una casualidad pero tardó poco en expandirse por las diferentes regiones europeas. Una de ellas fue los Balcanes, como ya se ha podido ver con Orome y Labrov, pero otra muy marcada fue Alemania. A finales de 2017 el equipo formado por Dirk “ZaZee” Mallner y Matthew “Deadly” Smith consiguió un meritorio tercer puesto y sus jugadores brillaron a los ojos de los cazatalentos del continente.

Deadly acabaría instantáneamente después en Vodafone Giants, pero el tirador inglés ya era conocido por experiencias previas en ThunderX3 Baskonia, eMonkeyz Club o MnM Gaming. ZaZee todavía tenía que esperar un poco más para dar el salto de calidad, aunque a nivel individual se sabía que era una buena adquisición para equipos mejores. Por eso, el equipo más laureado de la región le dio una oportunidad en primavera: EURONICS Gaming.

EURONICS Gaming ganó en primavera de 2018, pero venía de sufrir una dura derrota contra SPG en otoño del año anterior. El equipo era muy bueno, considerado candidato al título tras ser primero en la fase regular de la ESL Meisterschaft, pero un eje de jugadores considerado inferior que luego acabaría en KIYF (Lukas “Lurox” Thoma y Carsten “Alca” Thiedig) y ASUS (Robbe “Anthrax” Dobbeleers) lo destrozó y revolucionó toda la región. Uno de los más damnificados fue el talento polaco de la calle central Gaweł “Kashtelan” Paprzyckik, el cual se sentía muy vinculado a ESG.

En este hilo narrativo en el que, de jugador en jugador, se puede establecer un vínculo entre todos los miembros de KIYF y Vodafone Giants, el más complicado está en el salto de ZaZee a Matyáš “Carzzy” Orság. Los ahora compañeros de equipo fueron enemigos hace un solo par de meses cuando el primero renovó la ambición competitiva de EURONICS Gaming y el segundo supuso la apuesta por talento nuevo de Mysterious Monkeys. Los monos misteriosos venían de una etapa terrible en la LCS y sin poder su equipo alemán ganar tampoco.


Fotografía por H. Amorós vía LVP

Carzzy era un chaval espectacularmente joven y una apuesta muy arriesgada, pero salió muy bien. Aun así, tenía un poco de experiencia previa con eXtatus y sabía lo que era jugar delante de un escenario. La escena checa es muy desconocida no solo en España, sino también en toda Europa, y siempre se la ha infravalorado a pesar de exportar mucho talento al resto de regiones como la alemana o la propia LCS.

Uno de esos talentos es Petr “Denyk” Haramach. A pesar de estar brillando en la actualidad, el apoyo checo también jugó para eXtatus hace la friolera de cuatro años, aunque fue más conocido por su estancia en eSuba. A finales de 2017, el equipo de los pingüinos más queridos en la península ibérica lo localizó y le dio una oportunidad que le ganó mucho crédito en todo el viejo continente.

Por aquel entonces jugaba también en Penguins el último protagonista, el que de verdad representa el futuro de España y uno de los pocos de la nueva hornada que han sabido consolidarse en Superliga Orange: Iván “Razork” Martín. El jungla de Alcorcón ha pertenecido a la organización de los gigantes desde antes incluso de Team Heretics, pero una cesión a Penguins le valió a estos para aprovecharse del resto y conseguir una merecida victoria en el Clasificatorio español a Challenger Series en 2017.

Hoy, día 27 de agosto de 2018, se chocan todos estos jugadores que tienen sus carreras entrelazadas de una manera u otra. Se conocen entre ellos, saben sus puntos fuertes y débiles, sus estrategias mejor guardadas, sus manías y sus vicios, sus aficiones y sus esperanzas. Démonos cuenta de este patrimonio europeo que reside ahora mismo en territorio español, este devenir de trayectorias de muchos jugadores que han luchado incluso durante años por llegar al máximo nivel. Algunos todavía están a tiempo de conseguirlo.