Sin categoría

Un ojo gigante apareció en el iceberg Pico Polar de Fortnite

¡Cuidado!

Captura de pantalla vía Epic Games

Te están viendo jugar a Fortnite. Alguien. O algo…

Un enorme ojo se está moviendo dentro del iceberg al norte de Pico Polar. Cuando un jugador aterriza frente a él, el ojo se mueve y te sigue con la mirada. No emite sonido y solo hay otro efecto que nos da una idea de lo que podría ser, y es la estructura biológica que rodea al ojo.

El globo ocular casi duplica en tamaño a un personaje de Fortnite, lo que quiere decir que este ser es enorme. Quizás tan grande como un dragón. Tal vez tan grandes como las criaturas en forma de dragón que estaban dentro de los huevos en el fondo del Castillo de Hielo.

Este ojo gigante no ha cambiado nada en la isla de Fortnite hasta ahora, y por ahora solo da miedo y provoca misterio con su presencia. Las y los jugadores lo vieron por primera vez ayer, que es un día poco común para un cambio así, ya que el juego no tuvo actualizaciones ni contenido nuevo. Si se produce una actualización esta semana, es probable que sea el miércoles, como siempre, y podríamos ver nuevos avances relacionados con ese iceberg.

Si no hay cambios en el ojo del juego, es probable que los buscadores de datos de Fortnite tengan más información para descubrir después de que la actualización, que agregará más archivos al juego. Entonces las y los fans ansiosos por descubrir lo que significa el ojo deberían tener pistas extraoficiales que les ayuden a resolver su misterio.

Los jugadores de Fortnite: Battle Royale nunca habían visto un animal mítico como un dragón en el juego. Lo más cerca que han estado de interactuar con un elemento no jugable que forma parte de la tradición del juego fue cuando apareció el cubo morado. Sin embargo, no era una criatura viviente, y el ojo en Pico Polar podría significar que las y los jugadores pronto podrían interactuar con él de alguna manera.

Esperamos más cambios en Pico Polar y el ojo en las próximas actualizaciones de Fortnite.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Bhernardo Viana el 28 de mayo de 2019.