Sin categoría

Un jugador brasileño de Call of Duty: Mobile admite haber asesinado a una jugadora

El asesinato ha conmocionado a la comunidad

Imagen vía Activision

La jugadora brasileña de Call of Duty: Mobile Ingrid «Sol» Oliveira Bueno da Silva ha sido encontrada muerta en el hogar de otro jugador, Guilherme «Flashlight» Alves Costa, que admitió haber asesinado a Oliveira Bueno da Silva poco después de ser detenido.

Según ESPN Brasil, el cuerpo de Oliveira Bueno da Silva fue encontrado el pasado 23 de febrero en Pirituba, un barrio situado en el norte de São Paulo. Alves Costa se entregó a la policía y confesó, aunque también aseguró que su estado de salud está a la perfección y que quería cometer el asesinato.

Oliveira Bueno da Silva y Alves Costa quedaron online, y Alves Costa planeó asesinarla en una pequeña libreta que la policía tiene. Alves costa habría enviado imágenes del cuerpo de Bueno da Silva en grupos de WahtsApp tras el asesinato. Gamers Elite Clan declaró en un comunicado que Alves Costa grabó el asesinato y lo compartió.

Oliveira Bueno da Silva había empezado recientemente su carrera como jugadora de Call of Duty: Mobile. Muchos jugadores han declarado que la recordarán como una «persona extraordinaria».

Los datos coleccionados por el IPEA’s Atlas of Violence 2020 demuestran que en 2018 en Brasil una mujer moría cada dos horas. La violencia machista y los feminicidios han provocado la creación de asociaciones de mujeres para ofrecer un espacio seguro.

Oliveira Bueno da Silva participó en eventos organizados por Battle Girls, donde los jugadores masculinos no pueden entrar a competir. La organización también creó el proyecto Support BG, diseñado para crear un espacio seguro para los mujeres dentro de los esports.

Artículo publicado originalmente en inglés por Jalen Lopez en Dot Esports el 23 de febrero.