Sin categoría

Un golpe de realidad

Infinity Esports, el representante de Latinoamérica Norte en el Campeonato Mundial de League of Legends también cayó al fondo del marcador

Fotografía vía Riot Games

Seúl, 02 de octubre de 2018. Llega el atardecer en las calles de Samseong-dong, uno de los barrios en los distritos más concurridos de la capital de Corea del Sur y el recién estrenado Lol-Park de Riot Games en el país asiático recibe la segunda jornada de la fase de «play-in» donde debutó el equipo latinoamericano clasificado al Campeonato Mundial que representa a la división del norte.

Después de algunos problemas con el visado y retrasos en los vuelos que les permitían llegar a justo momento para su participación, Riot Games debió intercambiar los enfrentamientos del grupo A y B por los del C y D para darles la oportunidad —al igual que el resto de los equipos— de poder entrenar y descansar horas antes de entrar a la batalla.

El día dos de «play-in» recibió a los grupos A y B en un formato al mejor de un partido en un «round-robin» de ida y vuelta. Los equipos en competencia son:

Grupo A:

  • EDward Gaming (LPL)
  • Dire Wolves (OPL)
  • Infinity Esports (LLN)

Grupo B:

  • Bahçeşehir Supermassive
  • G2 Esports
  • Ascension Gaming

De este lado del mundo, los fanáticos de América Latina se dispusieron a apoyar al equipo costarricense a las tres de la mañana, con catorce horas de diferencia entre los continentes. Decenas de miles de fanáticos recibieron la partida a primera hora de la madrugada en contra del representante chino.

Fotografía vía Riot Games

Edward Gaming, el campeón de la temporada de verano de Lol Pro League (LPL) recibió a Infinity Esports en un partido de alta tensión. Un agresivo control de mapa durante los primeros minutos por parte del equipo latino se vio rápidamente opacado con la primera sangre del enfrentamiento que se produjo a instantes de los tres minutos de juego, en el carril central.

Dicho acto provocó un sentimiento de desconcierto entre la estrategia del campeón de Liga Latinoamérica Norte y, por ende, el preámbulo de una serie de sucesos y bajas que no le permitirían tomar ventaja de algún error de la calculada y fría estrategia del equipo chino.

Hacia los quince primeros minutos de juego la diferencia era sustancial y casi irremontable. EDward gaming sobrepasaba por más de diez asesinatos a Infinity Esports y por más de diez mil de oro a su favor, lo que provocó el rápido declive del primer partido en tan solo 25 minutos de juego y con un barón asegurado. Infinity solo consiguió dos asaltos en este encuentro.

Aún no estaba todo perdido e inclusive, después de una hora de descanso entre partido y partido, la nómina de jugadores latinos debía ahora enfrentar a Dire Wolves, el ganador de la Oceanic Pro League (OPL).  A favor de Infinity, su rival había recibido una sanción competitiva a uno de sus jugadores a tan solo horas de arrancar el Campeonato Mundial por mal comportamiento en los entrenamientos.

Las cartas estaban listas y dispuestas para ganar, Shern  ‘Shernfire’ Tai se iba a perder dos partidos de «play-in» y el que quizá puede ser uno de los jugadores más cruciales en el balance de una partida tendría que ser reemplazado por un suplente que contemplaba no participar de este campeonato.

Infinity Esports estaba en plena conciencia de esta situación, debido a que Riot Games publicó dicho informe hace algunos días atrás y debía aprovechar esta instancia para tener un punto seguro en la competencia por un billete a la fase de grupos.

A pesar de haber perdido el primer enfrentamiento, la confianza estaba y la estrategia era clara y concisa. Infinity debía proponer batallas y aprovecharse de la posible falta de entrenamiento con el jugador suplente para disponer de su primer punto.

Así sucedió, al menos al principio. El equipo se logró llevar dos enfrentamientos al principio de la partida hasta que pasó lo que en algún minuto tenía que ocurrir, Dire Wolves se adjudicó un asesinato y tal parece que el equipo no logró recuperarse desde ese entonces.

La partida, aunque reñida, terminó por otorgarle el favor con leve ventaja al equipo de Oceanía quien después de ganar un enfrentamiento en Barón Nashor hacia los treinta minutos de partido se llevó el encuentro por mero tiempo y avance del juego.

De esta forma, Infinity Esports cayó al final de la tabla de posiciones en el segundo día de la fase de entrada del campeonato mundial al igual que Kaos Latin Gamers. Ambos equipos latinos han tenido un choque de realidad para mantenerse a raya si su objetivo es ir más allá de esta oportunidad y así consagrarse como los primeros equipos de la región en marcar historia a nivel internacional.