Sin categoría

La tensión en la relación entre Tencent y Riot Games se habría incrementado por culpa de una bajada de ingresos y el auge de los juegos para móviles

Tencent se está centrando cada vez más en Fortnite y PUBG

Imagen vía Riot Games

La relación entre la compañía motriz Tencent Holdings y Riot Games ha sido muy férrea durante los últimos años, de acuerdo con un artículo publicado en la plataforma de noticias The Information.

La pieza se basó en entrevistas con «más de 40 personas cercanas a Riot y Tencent», incluidos actuales y antiguos trabajadores. También aporta declaraciones de los fundadores Marc Merril y Brandon Beck, así como el CEO Nicolo Laurent.

El artículo, en general, aporta aspectos específicos de la adquisición al completo de Riot en 2011. La parte interesante son los detalles sobre la bajada de jugadores de Riot y el foco de Tencent hacia los juegos de móvil, lo cual ha causado que ambas compañías choquen más que nunca.

Cuando jugar en dispositivos móviles comenzó a superar al escenario tradicional, Tencent se acercó supuestamente a Riot para intentar convertir su único juego, League of Legends, en un título para móviles. Riot declinó la sugerencia, al asegurar que la experiencia de juego «no podría ser transmitida en «smartphones»». Tencent ha creado a posteriori su propio juego para móviles, Wanzhe Rongyao, que se tradujo al inglés como Honor of Kings en 2015.

Cuando Riot descubrió capturas de pantalla del juego, el cual llegó a Europa y Norteamérica como Arena of Valor, algunos empleados no estaban del todo contentos. «Nos asustó», aseguró un antiguo miembro de Riot a The Information. «Estaban totalmente vulnerando nuestra propiedad intelectual».

Riot hizo llegar estas preocupaciones a Tencent y la compañía respondió al cambiar su juego lo suficiente como para ser vendido como un producto separado sin relación con League. El juego se convirtió en el más popular para móviles en China a finales de 2017, de acuerdo con la publicación. A Riot no le gustó la rápida popularidad, de acuerdo con las declaraciones de las fuentes cercanas a Riot aportadas por The Information.

Además de eso, The Information asegura que Tencent se centra ahora en PlayerUnknown’s Battlegrounds y Fortnite, con su esfuerzos puestos en las desarrolladoras de ambos juegos, Bluehole y Epic Games. El repentino cambio se debe a una bajada de la base de jugadores de League y sus ingresos, lo que resultó en un cambio significativo a las oficinas de Riot por todo el mundo.

Cuando The Information se acercó a su CEO Laurent sobre estas bajadas en cifras, este aseguró que no habían sido tan significativas. Esto sucedió a pesar de que los antiguos y actuales trabajadores aseguraron a The Information que los altos cargos de Riot realizaron una reunión masiva en marzo para informar a sus trabajadores que la compañía llegaría a un déficit si continuaban en su actual camino.

A pesar de todo, tanto Beck como Laurent dijeron a The Information que la relación con Tencent sigue siendo férrea. Beck aseguró que la situación con Kings fue simplemente «un bache en el camino».

Tras la publicación del artículo original en inglés en Dot Esports, Riot Games aportó un comunicado oficial en relación al artículo de The Information.

«Los números de League ya no están en su pico máximo, pero es aun así uno de los videojuegos más jugados del mundo y estamos contentos con las cifras actuales, como también creemos que el contenido que vayamos sacando ayudará a ello», aseguró Riot. «Básicamente, League lo está haciendo muy bien en todas las métricas que se puedan incluir excepto en su propio máximo histórico.

La relación con Tencent actualmente está en su mejor estado. Hablamos con miembros de Riot sobre ello en febrero y, aunque la situación con Arena of Valor no era la mejor, trabajamos mucho para que la relación solo fuera a más. Estamos ahora más centrados en un futuro emocionante, tanto para League como para nuestros juegos venideros (sí, juegos)».