Sin categoría

Team PEX acusa a la LVP de falta de profesionalismo en la realización del Circuito Nacional mexicano

El equipo fue descalificado sin previo aviso o notificación, minutos antes de enfrentar una fecha

Imagen vía LVP

Una controvertida problemática acaba de afectar negativamente el mundo competitivo de la escena del norte en su liga de segunda división. Team PEX, el equipo proveniente de la extinta competencia Riot Open, se vio envuelto en una descalificación competitiva durante el pasado fin de semana luego de problemas en la veracidad de los antecedentes de participación de la nueva competencia administra por la organizadora española, Liga de Videojuegos Profesional (LVP).

La situación se produjo tras que el equipo fuera notificado de su descalificación permanente de la competencia de segunda división, el Circuito Nacional Mexicano de League of Legends, del cual habrían sido segregados luego de que un árbitro de la competencia enviara un correo electrónico al acusar a la escuadra de haber mentido en las nacionalidades de uno de sus jugadores para poder participar del torneo.

A pesar de que bajo esta cláusula  se considera la descalificación inmediata bajo las reglas del torneo, el equipo acusó a la plataforma de no aceptar más nacionalidades al momento de realizar el registro, y envió toda la documentación de Abram ‘Viper’ Soto, jugador norteamericano que reside desde hace casi 20 años en México.

En un comunicado publicado hace algunas horas atrás por el fundador y CEO del equipo, Uri «Uri» Schölderle, se especifica que esta descalificación habría sido ilegítima debido que en la misma competencia existiría otro equipo, en este caso la escuadra de Ordo Equitum, quien tendría a sus jugadores de Estados Unidos y España también registrados como mexicanos sin haber recibido sanción alguna.

El punto de inflexión de la polémica y controversia generado alrededor de lo ocurrido recae en que esta descalificación de habría producido minutos antes de iniciar un enfrentamiento de la fase regular de competencia, en donde la organizadora, Liga Profesional de Videojuegos (LVP), sólo habría hecho llegar la notificación de la expulsión del equipo sin derecho a réplica de ningún tipo.

Fue el mismo Schölderle quien contactó directamente con las oficinas de Riot Games en Ciudad de México para poder dar resolución al conflicto.  Se enteraría posteriormente de que habría sido un encargado colombiano quien habría tomado la decisión de la expulsión del equipo después de dar a conocer que sería desde las oficinas centrales de LVP en dicho país desde donde se administraría la mayor parte del Circuito Nacional Mexicano.

Actualmente, se puede leer las declaraciones oficiales del líder de la organización del equipo a través de un comunicado que se hizo público durante la noche del pasado día domingo 02 de septiembre a través de la plataforma de TweetLonger.