30 abril 2018 - 15:13

Splyce deja de lado CS:GO

La organización abandona CS:GO para centrarse en otros esports
Dot Esports
preview
Fotografía vía: Dreamhack

Splyce abandona Counter-Strike: Global Offensive tras competir en el juego durante cuatro años.

Marty "Lazerchiken" Strenczewilk, el CEO de Splyce, anunció ayer que la organización norteamericana abandona la escena de CS:GO. Marty pretende centrarse más en otros títulos como League of Legends, Call of Duty, Halo y Rocket League.

Relacionado: Splyce recibe una inversión de 1,5 millones de dólares (inglés)

La decisión de Splyce de abandonar el popular juego de disparos en primera persona llega tras la noticia sobre la inversión recibida de 1.5 millones de dólares de OverActive Media Group, conocidos anteriormente como The Ledger Group. Aún no se sabe si la decisión ha sido impulsada por este movimiento.

Conocidos principalmente por su aparición en MLG Columbus Major en 2016, Splyce se ha colocado en la tabla baja de los equipos americanos durante muchos años de competición. Este hecho combinado con la falta de talento en Norteamérica ha hecho difícil que la organización se mantenga a la altura de su contrapartida como Cloud9, Team Liquid, NRG Esports y compLexity Gaming.


Sin embargo, Splyce no es la única organización que ha tomado una dirección distinta a CS:GO recientemente. La conocida casa CLG se deshizo de sus dos alineaciones masculinas en noviembre, pero ha mantenido su escuadra femenina, CLG Red.

El momento más memorable de la historia de Splyce reside en el accidente cometido por el conocido streamer Jaryd "summit1g" Lazar en Dreamhack Austin 2016. Summit1g se suicidó en el punto de partido contra CLG y comenzó una racha que llevó a Splyce a la eliminación del evento. Este evento se convirtió en una mofa dirigida contra summt1g y Splyce.

Este movimiento deja temporalmente sin casa a Kory "semphis" Friesen, David "DAVEY" Stafford, Steven "reltuC" Cutler, Taylor "Drone" Johnson, Zechrie "XotiC" Elshani, y al entrenador Zachary "Eley" Stauffer. Aún se desconoce si los jugadores rescindirán de su contrato o se verán obligados a negociar el traspaso con organizaciones interesadas por ellos.

Next Article