Sin categoría

Riot acaba de poner a prueba a toda la industria del videojuego

Riot se prepara para crear todo un ecosistema de League of Legends

La celebración por el décimo aniversario de League of Legends fue uno e los eventos más épicos que hemos visto en el sector. La empresa, que durante años ha sufrido el meme de solo haber producido un juego, no solo desvelaron la producción de un segundo título. Se desvelaron cuatro juegos, cada uno de una categoría distinta, sin contar con juegos como Wild Rift, que lleva los modos de juego ya existentes a nuevas plataformas.

Era el tipo de reveal multitudinario que se suele reservar para eventos como el E3, en el que varios desarrolladores se juntan para dar un gran espectáculo. Esto, sin embargo, fue solo una noche, y un solo desarrollador. Se podría hasta discutir que fue más relevante que BlizzCon, la convención anual de Blizzard en Annaheim.

Con las expectativas tan altas, está claro que Riot no se está dirigiendo a un solo desarrollador de su competencia. Después de tanto tiempo enfocándose a un solo juego, está claro que el objetivo de Riot es revolucionar la industria del videojuego al completo.

La magnitud de todo

Imagen via Riot Games

Es difícil desvalorar lo ambicioso que fue este movimiento por parte de Riot. Durante los siguientes años, Riot espera lanzar un juego de cartas, un shooter, un fighting, y un misterioso RPG. Este tipo de ambición no es muy típico, incluso entre los mayores desarrolladores del sector.

Si cogemos a Blizzard, por ejemplo, sabemos que años antes de que formase parte de Activision y empezase a crear más títulos AAA, era conocido por dos cosas: estrategia y RPGs. Piensa lo difícil que fue para Blizzard salir de ese molde: En uno de los fails más épicos en el desarrollo de videojuegos, la empresa empezó a desarrollar un shooter llamado StarCraft: Ghost. Desvelaron incluso algunas escenas que llevaron a la fanbase de StarCraft a perder la cabeza. Pero tras años de desarrollo, la empresa fracasó en producir algo decente, y dejó el proyecto de lado hasta 2014, año en el que se terminó de matar al proyecto, más de una década después de que se anunciase el proyecto.

Riot, sin embargo, está siendo muy cuidadoso con algunos de estos proyectos anunciados. El juego de cartas, Legends of Runeterra, es el más fácil y el que antes llegará. El shooter parece ser el siguiente, y hay un precedente para lo que Riot está creando en ese espacio. El juego de fighting está menos definido, aunque Riot sí que ha adquirido ciertos conocimientos técnicos en ese apartado. El RPG apenas fue discutido durante el evento, con solo un atisbo visual de la acción muy breve y algunas palabras sobre lo que se supone que será.

Probablemente tengamos que esperar años a ver algunos de estos proyectos finalizados, pero sigue siendo impresionante que el estudio esté volcándose en tantos proyectos a la vez, y eso sin contar la tormenta que se vino a los procesos de Riot cuando decidieron lanzar su autobattler Teamfight Tactics – un nuevo modo de juego, y no un juego por si solo – tras solo unos meses de desarrollo.

Anunciando una línea de juegos tan variada, Riot está anunciando no solo que puede desarrollar juegos mejor que ningún otro de sus competidores, como Activision Blizzard, sino que es capaz de desafiar a la industria entera de golpe. Está intentando crecer de lo que fue una empresa indie a una desarrolladora multinacional de videojuegos en cuestión de unos cuantos años, lo cual por si solo es un objetivo muy ambicioso. ¿La buena noticia? La base ya la han creado y desarrollado en los últimos 10 años de su exitosa historia.

El núcleo de League of Legends

Image via Riot Games

Es digno de mencionar que de todos los juegos que anunciaron, solo uno – el shooter – no forma parte del universo de League of Legends. Riot está corriendo un riesgo arriesgando su propio ecosistema y así poder atraer a fans y nuevos jugadores.

La adquisición de jugadores ha sido un problema creciente para Riot cuánto más viejo se hace el LOL. Sin embargo, en los últimos años, la empresa ha hecho esfuerzos y mejoras que han reforzado los campeones, el lore, y los activos del juego. Ahora, esperan que de sus frutos cuando los jugadores prueben los nuevos juegos y encuentren un universo y una comunidad ya desarrollada.

La única otra empresa que ha intentado algo parecido, hasta cierto punto, es Blizzard con Warcraft, el único MMO de éxito mundial que se ha creado. Su influencia se puede notar hasta en el diseño de otros juegos de Blizzard como Hearthstone y Heroes of the Storm (que aún existe).

Riot está intentando desafiar a Blizzard enfocándose más que nunca en los nuevos títulos en el unvierso del LOL. Esto es un desafío por sí solo – en muchos casos, el lore del LOL se construyó de forma rápida con la incorporación de nuevos campeones, comaprtiendo universo con los más viejos. Esto ha llevado a una continuidad retroactiva dentro del desarrollo de las historias del LOL a través del tiempo, para que todo acabe encajando. Sin embargo, es algo que Riot aún debe solucionar.

También queda por ver como se recibirá el universo del LOL para aquellos jugadores que no hayan formado parte de él estos últimos 10 años. Por ejemplo, una de las claves de LoR es la habilidad de combinar dos facciones del lore del LOL que luchan juntos. Pero para aquellos que desconocen los detalles del lore, o que no le importan, eso podría no ser una razón para empezar a jugar al juego.

Poner el LOL a la cabeza de todo este desarrollo es un riesgo que podría salir muy bien así como muy mal. La buena noticia es que Riot no está solo en todo esto.

Patrocinios para dominar el mundo

Imagen via Riot Games

Antes de toda la locura por el décimo aniversario, una de las noticias más sonadas del año fue el acuerdo entre Riot y Marvel Entertainment. Después de producir una serie de cómic que cuenta la historia de Ashe, las dos empresas se volvieron a juntar para crear las historias de tres campeones más, entre ellos aquella de Lux que finalizó recientemente.

Y junto a los desarrollos de los juegos, Riot está trabajando en una serie animada llamada Arcane, que tendrá lugar en el universo del LOL. Todos estos esfuerzo audiovisuales dejan claro que Riot no se está concentrando solo en el sector del videojuego, sino que se está convirtiendo en un imperio multimediático.

La habilidad de la empresa para asegurarse patrocinios con narradores de éxito indudable como Marvel es una señal de que la propiedad intelectual del LOL es muy valiosa más allá de la Grieta del Invocador. Hace tiempo, Blizzard intentó hacer lo mismo, pero se tardó años en conseguir que se hiciese una pelicula de World of Warcraft.

Esa película tardó 10 años en hacerse, y rebotó entre Blizzard y varios directores. Con Arcane, Riot se encarga de una parte significativa de la producción, y probablemente no se quedará en una sola serie. Si el crecimiento de Riot depende de que el LOL se convierta en un fenómeno mainstream, va a tener que enfocar más que nunca en el aspecto audiovisual de sus proyectos.

Riot acaba de celebrar 10 años fantásticos de League of Legends, pero la empresa también sabe que, no como Blizzard, no tiene 10 años para producir su próximo éxito. Moviéndose rápido y en tantos ámbitos distintos, Riot está intentando asegurar que cuando se desvele el siguiente proyecto, el LOL seguirá siendo relevante, sino más relevante que nunca antes. Si consigue esto, la empresa tiene la oportunidad de revolucionar la industria del videojuego, y posiblemente dominarla por completo.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Xing Li el 17 de octubre de 2019.