Sin categoría

Vida o muerte

Se acabaron los pronósticos. Ganar o perder hoy puede suponer el adiós a Penguins, pero también el destrozo anímico total de eMonkeyz Club o Asus ROG Army

Fotografía por R. Paul vía Blizzard Entertainment

Doce puntos. Cuatro jornadas. Cinco puntos entre el primero y el grupo de seguidores, siete puntos entre este y el pelotón al que se le están quitando todas las ganas de competir a pasos agigantados. Tras esta jornada, eMonkeyz Club y ASUS ROG Army todavía seguirán vivos por la lucha de cara a los playoffs. En cualquier otra serie de enfrentamientos no sería así, pero porque a pesar de enfrentarse entre ellos KIYF y Vodafone Giants también lo hacen.

Lo que significa que, matemáticamente, solo Penguins se puede quedar fuera de playoffs. Aunque podría darse una combinación en la que el ganador del duelo entre gigantes contra ninjas podría estar con total seguridad en ellos, las cábalas no funcionan sobre la Grieta del Invocador. Mañana, tanto Movistar Riders como MAD Lions esperan un tropiezo en forma de empate para consolidar sus posiciones.

Al borde del precipicio

Imagen por H. Amorós vía LVP

No será el enfrentamiento más espectacular, pero sí el más necesario. ASUS ROG Army y eMonkeyz Club se juegan toda la temporada en un solo partido. Ni pueden perder ni empatar, porque aunque no se quedan fuera de la pomada están tan al borde que solo un milagro divino les puede meter otra vez en la lucha.

Para ello, cada uno saca sus mejores armas. El ejército ya no puede abusar tanto de la estrategia de canalización de oro que le permitió empatar muchas series contra equipos superiores y necesita mostrar ya un estilo de juego que le otorgue puntos de verdad. No hay dudas ni vacilaciones, no es suficiente con geniales actuaciones de Kadircan «Kadir» Mumcuoğlu o Tarik «Sedrion» Holz. Todos, como colectivo, han de sacar algo más.

Para los monos, ese extra llega en forma de Daniel «Sertuss» Gamani. El ex jugador de Dragons E.C. es la única novedad del enfrentamiento, a estas horas de la tarde, y como jugador desequilibrante se enfrenta no obstante a un rival al que respeta bastante. Un cambio en las dinámicas internas podría ser cuestionable a estas alturas de la temporada, pero bien es sabido que la llegada de alguien nuevo suele motivar los resultados a corto plazo

Una oportunidad de oro

Imagen por H. Amorós vía LVP

La imparable tendencia positiva de KIYF se suma al posible reencuentro de nivel de Vodafone Giants. Los dos son rivales directos entre ellos, empatados a puntos y con la lucha de cara al liderato todavía activa, aunque complicada. Además, no solo compiten por ese sueño, sino que de ganar se aseguran casi no tener ninguna preocupación por su plaza en playoffs y poder ganar el enfrentamiento directo que les evitaría un potencial encuentro frente a Movistar Riders antes de Bilbao.

A pesar del dominio absoluto de los gigantes contra monos en la primera partida de la semana pasada, la polémica en la segunda y cómo gestionaron los dos encuentros no habla bien de ellos. Los gigantes todavía no son ese equipo que motivó a los aficionados a pensar con un posible título, aunque la materia prima está ahí. No es una cuestión individual, los despistes colectivos se pagan caros.

KIYF, en cambio, sufrió un poco contra los pingüinos pero supo remontar una mala situación. Una actitud digna de campeones, la de ganar cuando incluso no lo mereces tanto. Pero contra los gigantes la calidad individual no se presupone superior en muchas posiciones, por lo que ha de salir el mismo conjunto que arrasó a MAD Lions. KIYF perdió en la ida contra Vodafone Giants, por lo que ganar hoy es fundamental en caso de un posible empate a puntos futuro.

Una muerte justificada

Imagen por H. Amorós vía LVP

Que MAD Lions está en un mal momento no es ningún misterio, pero los pingüinos están todavía peor. Un enfrentamiento en el que a Penguins solo le vale la victoria para luchar por algo en el futuro, pero está prácticamente insalvable y es a los leones a quienes les viene genial una contundente serie para distanciarse un poco de los perjudicados en el resto de enfrentamientos.

Pero por las propias palabras de Pablo «Marhoder» Menéndez, Penguins viene a hacer sangrar a sus rivales. No serán el mejor conjunto por individualidades, ni tampoco han sabido mostrar solvencia colectiva que supliera este inconveniente, pero sí han conseguido en varias ocasiones arrancar puntos por sus buenos planteamientos en partidas muy concretas.

MAD Lions tiene que reencontrarse de una vez. Se acerca Bilbao y todavía el grupo no se asemeja en absoluto a aquel que dominó primavera. Faltan los Jorge «Werlyb» Casanovas, los Jesús «Falco» Pérez pero, sobre todo, los Juš «Crownshot» Marušič. Al jugador esloveno parece haberle cambiado el puesto un jugador de segundo nivel y el equipo necesita más que nunca estabilidad.

Apaga las luces, Paco, que nos vamos

Imagen por H. Amorós vía LVP

Este duelo da hasta pereza. Dragons E.C. está fuera de playoffs, no lucha por nada, y lo único que ha hecho es cambiar un poco a su cuerpo técnico. Movistar Riders está primero y muy consolidado, se beneficiará del resto de enfrentamientos con una victoria supuestamente regalada. La cara opuesta de la moneda, el último contra el primero, el colista contra el líder.

A Dragons E.C. ya solo le queda el orgullo de sus jugadores. De seguro que Miguel «Hero» Fernández querrá sacar pecho contra su organización de siempre y frente a su amigo Alejandro «Jandro» Fernández-Valdés. Isak «Energy» Pettersen tiene unos cuantos encuentros para venderse de cara al futuro, mientras que poco se puede decir ya a estas alturas de Sander «Barcode» Laidre.

En el otro lado, Movistar Riders tiene un día más en la oficina. Para ellos debería ser un entrenamiento más en el que no se deben de despistar para poder ganar los tres puntos. Es casi inimaginable un mal resultado de los jinetes en esta jornada, y si a eso se le suma que uno de sus seguidores o dos tendrán que pinchar en puntos, jornada benévola para ellos.