6 junio 2018 - 12:04

Solo hay una Superliga Orange que puede permitirse el ser humano: la del espectáculo

Una competición patas arriba en la que Movistar Riders y MAD Lions quieren reivindicarse todavía más mientras que KIYF y Vodafone Giants protagonizan el duelo de la jornada
Dot Esports Español Editor-in-Chief
preview
Fotografía por K. Bashkirov vía LVP

La clasificación es la protagonista en esta Superliga Orange. De nueve puntos en juego para todos los equipos, solo cuatro de ellos han superado la mitad... aunque se han quedado a cinco puntos. Ningún equipo español tiene más de una victoria y la abundancia de empates empieza a ser absurda. Incluso ASUS ROG Army no ha conseguido ni una victoria ni una derrota en las tres primeras jornadas.

El problema que rodea a la competición es la incapacidad de asociar tendencias. Una edición más, no hay nadie imbatible pero sí hay demasiadas decepciones. Dragons E.C. está en fracaso absoluto, pero la ironía ha querido que con solo dos victorias ya podría recuperarse... aunque no será esta semana. Cuando KIYF parecía que tenía buena pinta, los pingüinos vuelven a su esencia y MAD Lions tampoco acaba de despertar. Vodafone Giants y Movistar Riders también transmiten dudas y eMonkeyz todavía no ha empezado a competir. Un desastre, pero que viva el espectáculo.

Más allá de Twitter, todo son desánimos

Fotografía por K. Bashkirov vía LVP

El duelo entre eMonkeyz y ASUS ROG Army se presenta en la cuarta jornada de superliga Orange con dos equipos que, si suman sus puntos, podrían ponerse en el cuádruple empate por el liderato. Sin embargo, ambos son muy distintos: los monos quieren sobrevivir como puedan mientras que la escuadra del ejército opta a más de lo que muestra. De momento, están a un punto.

ASUS ROG Army empató en una serie contra Movistar Riders en la que tuvieron que recurrir a una estrategia infame con Taric y Maestro Yi. Conocida en colas de clasificatoria como la herramienta perfecta para subir de división, en competitivo pilló desprevenidos a los miembros de los jinetes y parece ser la única variante posible de ASUS ROG Army en la actualidad. Incluso así, su victoria vino en la otra partida de la serie. No obstante, a nivel individual el equipo de Pau "Pochipoom" Prada es muy superior a eMonkeyz y debería demostrarlo... al menos con una de las dos partidas sólidas.

Por otro lado, eMonkeyz Club está recurriendo a errores garrafales del rival para sacar victorias. Aunque sus nombres no parezcan nada del otro mundo, sí que es cierto que la Syndra de Pawel "Czekolad" Szczepanik es capaz de sacar una ventaja de su calle mientras que David "DahVys" Casco lo hace a nivel global. Los monos pueden no ser un buen equipo, pero al menos saben hacer su guerra de guerrillas personal.

Tiempos pasados fueron mejores

Fotografía por G. Serna vía KIYF

A pesar de que el título pueda engañar y la plantilla de Vodafone Giants sea prometedora, ambas escuadras añoran aquellas épocas en las que lideraban el panorama español. Con enfoque a largo plazo, Vodafone Giants ha conseguido hacer un buen grupo pero que no se postula como candidato al título debido a despistes constantes mientras que KIYF parecía algo más esta temporada pero se queda muy lejos de la época en la que incluso se posicionaban en territorios europeos.

No obstante, el duelo es interesante. Ambos equipos han demostrado variabilidad en su enfoque de recursos: KIYF es capaz de dar Vladimir a Andrei "Orome" Popa y luchar por batallas grupales de daño en área u otorgar Kai'Sa a Matyáš "Carzzy" Orság y esperar a su pico de poder, así como Vodafone Giants puede dar un campeón abusivo a Pavle "Yoppa" Kostić y colocar a Iván "Razork" Martín en la calle superior o poner a Matthew "Deadly" Smith con Ezreal y combatir con triple amenaza.

Esto también lleva a sus propios defectos: ambos equipos se apresuran demasiado cuando se ven por detrás y no realizan buenas iniciaciones o rotaciones. La serie entre KIYF y Vodafone Giants podría ser un empate con dominio por ambos lados en cada partida o un caos en el que puede llevarse el 2 a 0 cualquiera. Sea como fuere, divertida será seguro.

Si un pingüino puede asesinar a un león, este es el momento

Fotografía por K. Bashkirov vía LVP

Penguins, penguins, penguins... si jugaran igual todas las partidas que la segunda de ayer, en la que protagonistas como Ernesto "Siler" Castañeda tiene un campeón de confort, otro gallo cantaría. Sin embargo, luego está su rival está jornada. Un MAD Lions en horas bajas a nivel de juego que, a pesar de tener cinco puntos, no se encuentra sobre la Grieta del Invocador. Aun así, la diferencia mecánica es tan espectacular, que poco puede hacer Pablo "Marhoder" Menéndez desde su parte.

MAD Lions perderá, ganará o empatará, pero no dependerá de su rival. Aunque su actual estado no es óptimo, los leones son mejores por naturaleza a sus rivales y saben que han de jugar a su propio juego para llevarse la serie. Por mucho que los pingüinos también se encuentren sobre el terreno de juego, en su nivel óptimo el equipo liderado por Jorge "Werlyb" Casanovas es una auténtica apisonadora.

¿Qué deberían hacer los pingüinos entonces, si el rival por esencia debería tomar el tempo de los encuentros? Sacarles de su propio contexto. Penguins es una buena organización a la hora de preparar rivales concretos y si es capaz de que MAD Lions no se espere para nada su planteamiento, pueden tener posibilidades. Si en algún momento se puede sacar un empate, ese es el actual. A razón de resultados, Penguins podría estar muy contento.

Que se acabe la semana cuanto antes

Fotografía por K. Bashkirov vía LVP

Movistar Riders comenzaba con mucha ambición esta semana, pero tras su empate frente a ASUS ROG Army solo quiere los tres puntos y planificar ya la siguiente. A estas alturas, Dragons E.C. podría decir lo mismo pero a la inversa: incluso con una derrota, su enfoque debería ser solucionar los grandes problemas que tienen y sacar una buena imagen para futuras instancias.

De hecho, Dragons E.C. ya lo hizo relativamente ayer. Su factible empate que al final se convirtió en una derrota frente a MAD Lions otorgó una efímera sensación de tranquilidad: se ha perdido, pero se está mejorando. Si hoy realizan la misma actuación, aún con una nueva derrota, podrían mantener esa esperanza en sus corazones. La temporada es larga, pero una victoria o empate mañana se antoja muy complicado.

Movistar Riders, en cambio, quiere mostrar que lo sucedido el lunes fue un espejismo. Hasta ahora ha sido el mejor equipo de Superliga Orange aunque la clasificación no lo muestre y debería demostrar que es capaz de sacar tres puntos contra equipos inferiores, tal y como hizo frente a eMonkeyz. No es cuestión de dar un golpe en la mesa, sino de mostrar fiabilidad.

Next Article