25 mayo 2018 - 12:13

Los tiempos cambian, la guerra permanece

El duelo entre Orome y Sacre, la revancha de Movistar Riders, pingüinos contra monos y la juventud contra la vejez protagonizan la previa de la primera jornada de Superliga Orange en verano de 2018
Dot Esports Español Editor-in-Chief
preview
Fotografía vía LVP

¡Vuelve la mejor liga del mundo! Bueno, no, quizás de Europa. Bueno, no, quizás de las escenas regionales europeas. Sí, eso sí. O al menos eso dicen.

¡Vuelve la mejor liga de la escenas regionales! En esta edición de verano, los equipos ahora sí podrán luchar por un objetivo marcado y claro: ganar el torneo nacional en Bilbao y clasificarse para European Masters. A priori, aunque el año pasado fueron tres equipos, no se sabe cuántas organizaciones se podrán clasificar, por lo que relajarse al principio de verano puede ser fatídico para muchas escuadras.

El formato al mejor de dos no deja títere con cabeza: si te marcas la de Alejandro "Jandro" Fernández Valdés o la de Josemaría "F1RE" Iznardo, puedes irte a casa solo pudiendo luchar por el empate. Esto penalizó mucho la temporada pasada a Movistar Riders, pero también hizo funcionar la pesca de arrastre de eMonkeyz en los primeros compases de primavera. Sea como fuere, la liga más española pero con menos españoles que existe está a punto de comenzar.

La eterna guerra de los balcanes

Captura de pantalla vía LGC y Fortuna

La mayoría de la comunidad española reaccionó muy positivamente a los movimientos del antiguo trío de G2 Vodafone, formado por Miguel "Hero" Fernández, Nicolás "Nixerino" Colocho y Adrián "Homi" Moldes. Sin embargo, solo por su escaparate en European Masters, mucha gente puso su expectación sobre Toni "Sacre "Sabalić". El croata viene a España para luchar por el puesto del calvo más talentoso y además justificar por qué tanta gente lo valora en demasía.

En cambio, un viejo conocido por su parte está del otro lado. Andrei "Orome" Popa lleva un año de mejoría constante y ha sido uno de los principales contendientes al puesto de mejor top en la misma región que Sacre. Ambos jugadores destacan por su conocimiento del juego y mejora reciente, por lo que ese duelo será fundamental en la serie. KIYF eSports Club ha puesto muchos valores de su proyecto en Orome, una pieza clave tanto dentro como fuera del juego.

De Dragons E.C. se puede esperar un estilo de juego orientado a la calle inferior de protección a Nixerino sin mucha presión en los primeros compases, por lo que si KIYF no está por la labor, no debería ser una serie muy entretenida antes del minuto 30. No obstante, KIYF tiene una plantilla totalmente renovada que destaca por varios jugadores muy agresivos como Dirk "ZaZee" Mallner y Matyáš "Carzzy" Orság. Si la organización catalana quiere vencer en esta serie, ha de hacerlo pronto y jugársela a las individualidades con una buena transición a la fase media de la partida.

El duelo en el barro entre monos y pingüinos

Fotografías vía LVP

Dos equipos destinados a luchar por lo mismo, pero con ideas muy diferentes. Penguins y eMonkeyz tienen las dos peores plantillas a priori del campeonato, pero como siempre en estas competiciones, eso no sirve de nada. A la hora de la verdad, cualquiera puede ganar y ponerse por delante de su rival. No cabe duda, en cambio, de que una victoria contundente en la primera jornada puede ser la llama perfecta para ser la revolución de verano.

eMonkeyz pone una vez más todos sus recursos en la calle inferior. Aunque los pingüinos parecen tener más miedo a David "DahVys" Casco por su pasado en Tenerife, Jakub "Tarky" Vaňkát y Joosep "Monk" Kivilaan son los dos jugadores más habilidosos de la organización. A Tarky se le ha penalizado mucho su último paso por Euronics, pero con anterioridad en la misma organización y bajo el nombre de K0koo dio un nivel espectacular que derrotó en el clasificatorio abierto al Fnatic Academy que luego subiría a League Championship Series. Obviamente, tras un periodo de inactividad el jugador ha perdido gran parte de su nivel, pero no debería ser infravalorado.

Penguins apuesta por el colectivo en vez de sus individualidades. Aunque el entrenador pueda vender muy bien a sus jugadores, los pingüinos no tienen a ningún miembro que pueda marcar las diferencias por sí solo y eso podría hacer mella contra equipos grandes. No obstante, contra eMonkeyz su trabajo más que garantizado puede darles la victoria. Cuando el resto del engranaje funciona, tanto Javier "JaVaaa" Martínez como Ernesto "Siler" Castañeda suben varios peldaños en su imagen como jugadores.

El pasado reciente contra el futuro cercano

Fotografías vía LVP

Aunque ASUS ROG Army haya sido el único de los dos equipos que se ha renovado, y de qué manera con hasta cuatro de los cinco miembros, el que apuesta por joven talento parece ser el segundo. Vodafone Giants tiene una plantilla llena de jugadores muy prometedores, pero que se podrían quedar en la situación de los miembros del ejército: buenos comienzos de carrera pero demasiada inestabilidad que lleva a la decadencia.

No obstante, el que tuvo retuvo. ASUS ROG Army es un equipo lleno de calidad individual aunque los nombres sean más desconocidos que en otras ediciones. La llegada a última hora de Kadircan "Kadir" Mumcuoğlu puede ser una auténtica revolución, porque se trata de un jugador demasiado habilidoso para la competición. Tanto, que pierde fuelle a las primeras de cambio y es más inestable que el nivel del equipo desde su fundación. ASUS necesita apostar por su mejor nivel y una buena compenetración con Tarik "Sedrion" Holz para ganar la serie: experiencia no les falta.

Vodafone Giants, en cambio, no debería tener demasiada prisa esta temporada. Aunque se ha asegurado que sería una decepción perder este fin de semana, lo cierto es que lo importante de este grupo es la progresión de sus jugadores. Iván "Razork" Martín representa el futuro de España y el duelo contra Kadir es una buena prueba de fuego para el joven jungla. Jugar a escaramuzas constantes como hicieron la pasada temporada no debería funcionar tan bien contra ASUS. Si quieren ir bien a largo plazo, el planteamiento táctico debería ser lo más importante.

Unos no tienen nada que perder, los otros mucho que ganar

Fotografía vía LVP

El duelo entre MAD Lions y Movistar Riders cierra la jornada en la cúspide, pero no sin antes olvidar que no se verá ninguna pieza nueva sobre la Grieta del Invocador. El nuevo fichaje de la calle superior de los jinetes, Finn "Finn" Wiestål, no parece que vaya a partir como titular en la jornada de mañana. Sin embargo, en el banquillo sí reside la única esperanza de cambiar el rumbo de una de las dos organizaciones: Fayan "Gevous" Pertijs.

El holandés tendrá que manejar a un equipo lleno de nórdicos para renovar la idea completa de la organización. Han salido muchos jugadores y los problemas de infraestructura del pasado ya no existirán, por lo que no hay excusas que valgan. Incluso con todo, Movistar Riders ya demostró un balance positivo la pasada temporada en fase regular contra MAD Lions, aunque la derrota en la final inspira sed de venganza.

MAD Lions tiene en cambio el punto de mira puesto más allá de Superliga Orange. Tras ganar la pasada edición y plantar cara en la final de la anterior contra un Giants que en su mayor parte se convertiría en Team Vitality, los chicos de Alvar "Araneae" Martín no deberían estar preocupados. La carrera de fondo empieza mañana, sí, pero aún con una derrota MAD Lions no perderá prácticamente nada. Ganar puede ser una inyección de moral puntual, pero el objetivo está dentro de más de tres meses en European Masters.

Next Article