Sin categoría

Ahora se decide todo

No hay vuelta atrás: con hasta tres series con enfrentamientos directos, desde el liderato hasta todos los equipos clasificados a playoffs podrían estar claros a partir del miércoles

Fotografía por H. Amorós vía LVP

Se acabó. Hoy es el día grande de la competición en Superliga Orange, el día en el que se puede decidir todo el devenir de los equipos. Movistar Riders y Vodafone Giants se juegan el liderato, mientras que eMonkeyz Club, MAD Lions, KIYF y ASUS ROG Army estarán enfrentados entre ellos para asegurar un puesto en playoffs. El Penguins contra Dragons E.C. es mera anécdota.

Primera gran final animal

Fotografía por H. Amorós vía Superliga Orange

Monos contra leones. Quién iba a decir a principio de temporada que, a falta de tres jornadas, este encuentro sería uno de los más trascendentes en lo que queda de liga. Se la juegan todo ambos, aunque los segundos tienen un ligero colchón. Seis puntos les separan en la clasificación, la patata caliente se está hinchando demasiado y en cualquier momento puede explotar.

eMonkeyz parte en un claro punto de desventaja. Con los duelos directos perdidos en la primera parte de la temporada contra su rival hoy y el de la siguiente semana, KIYF, está forzado a ganar sí o sí antes de una posible hecatombe. La combinación de resultados se podría dar para que se clasificaran, pero lo que está claro es que con un empate o una derrota se quedarían casi seguro fuera: una victoria de los ninjas sería devastadora.

MAD Lions llega en su peor momento prácticamente desde aquella mala racha con la que comenzaron su travesía en League of Legends allá por 2017. Alvar «Araneae» Martín afirma que, aunque los resultados no se están dando en los partidos oficiales, los entrenamientos están funcionando bien. Son eminentemente superiores a su rival, pero no es la primera vez ni será la última en la que esto no sea sinónimo de victoria.

Última disputa por el trono

Fotografía por H. Amorós vía Superliga Orange

El partido de la semana tendrá un aliciente añadido: sin nada que perder salvo hecatombe, Vodafone Giants se podría jugar el liderato con Movistar Riders. Aunque los jinetes tienen un enfrentamiento a priori regalado en la penúltima semana contra Penguins, los gigantes podrían dar un golpe en la mesa que no solo metería una nueva misión secundaria en Superliga Orange, sino que además alimentaría la expectación de cara a playoffs. Aunque las tendencias engañen, están solo a cinco puntos.

El mejor duelo que se puede ver en España por estado de forma estará protagonizado por un Vodafone Giants en auge. El equipo comandado por Iván «Razork» Martín sufrió inestabilidad pero por fin parece haber encontrado la senda de la victoria y se encuentra mejor que nunca. Sin hacer mucho ruido, ahora mismo parece el mejor reto para Movistar Riders de cara al título español y una clara apuesta para clasificarse al European Masters.

A los jinetes todavía les queda seguir luchando por una temporada casi perfecta. Sin ninguna derrota, solo una mala imagen contra Dragons E.C. la semana pasada castiga al quinteto que más alegrías ha dado hasta ahora. Si ganan hoy, se acabó totalmente la lucha por la fase regular y ya podrán tener todo su arsenal preparado para ganar en semifinales y coronarse en Bilbao.

Que se acabe este sufrimiento

Fotografía por H. Amorós vía LVP

Ni rivalidad, ni puntos, ni nada. En el encuentro entre Dragons E.C. y Penguins lo único que se juega alguno de los dos es no quedar en ridículo una vez más. El colista contra el penúltimo se medirán las caras en el peor partido que se puede observar ahora mismo en Superliga Orange. Quizás, por ello, también puede ser muy entretenido si la fiesta con antelación de clausura se vuelve en un espectáculo.

Penguins parte sin entrenador, como se anunció hoy mismo por parte de la organización debido a una lesión del asturiano. De Dragons E.C se podría decir lo mismo, por lo que todo girará alrededor de los jugadores. Españoles de estas y otras eras contra talento no tan bien escogido del extranjero. Un duelo en el que los jugadores tendrán todo el protagonismo.

Los enfrentamientos entre posiciones en la jungla y en apoyo narrarán el futuro de los cuatro jugadores. Las posiciones en Superliga Orange no están garantizadas y esta es una oportunidad más de mostrar su nivel. Miguel «Hero» Fernández y Adrián «Homi» Moldes no han hecho una temporada tan mala a pesar de lo que muestra la clasificación, pero a Hendrik «Karakal Jr» Méndez y David «DahVys» Casco no han estado del todo finos. Recuerda a cuando la competición se llamaba División de Honor.

No hay cercanía que valga

Fotografía por H. Amorós vía LVP

Se conocen. Desde hace mucho tiempo, luchan por la representación de Cataluña. Si en el competitivo de League of Legends hubiera sentimiento regional, este encuentro tendría un valor añadido histórico. De traiciones como la de Pau «PochiPoom» Parada hasta colaboraciones para jugar partidos de fútbol bajo el sol de la primavera. Ahora, a solo tres jornadas, se la juegan sobre la Grieta del Invocador.

ASUS ROG Army quiere, busca y necesita ganar. El desastre ya es una realidad, por lo que la victoria podría alimentar a la necesidad de cara al futuro. El ejército cuenta con un punto añadido: un empate en la primera fase de la liga le permite soñar con entrar en playoffs en un posible caso de empate a puntos. Para ello, su principal baza está en la jungla, la mejor posición de su equipo así como la peor del rival. Todos los ojos puestos en Kadircan «Kadir» Mumcuoglu, porque su impacto medirá la tendencia de la serie.

La apuesta fácil es un empate, algo que favorecería a KIYF. Los ninjas sufrieron dos grandes golpes la semana pasada, uno contra Vodafone Giants y el otro con la salida de su entrenador, Rafael «Dinep» Nunes. Solo necesitan una victoria, una mísera victoria para asegurar estar en la siguiente fase con casi completa independencia del resto de resultados. Pero el equipo liderado por la habilidad mecánica de sus jugadores no lo tendrá tan fácil. La gran esperanza es Dirk «ZaZee» Mallner, puesto que en las últimas jornadas se le ha visto una mejora en su nivel.