10 julio 2018 - 20:09

El jovencísimo Labrov se suma a las filas de KIYF a mitad de temporada

Con su actual tirador, la media de edad de la calle inferior de la organización española no supera los dieciséis años
Dot Esports Español Editor-in-Chief
preview
Captura de pantalla vía KIYF

KIYF sorprende pocos minutos antes de disputar su enfrentamiento contra Dragons E.C. Su calle inferior estará formada por un nuevo apoyo, Labros "Labrov" Papoutsakis, quien solo tiene 16 años y su experiencia se resume a menos de un año bajo la organización Wind and Rain.

Aun así, Labrov tiene una muy buena reputación entre los jugadores de clasificatoria europeos. Uno de los pocos apoyos prometedores que han salido en los últimos meses, el griego solo ha competido con WAR en la escena griega y balcánica. Aun así, tanto por su habilidad mecánica con campeones como Alistar o su temple con Zilean, es bien conocido entre los ojeadores de las ligas nacionales.

En el vídeo de presentación, Labrov solo ha comentado que su máximo puesto en clasificatoria ha sido estar entre los treinta mejores jugadores del viejo continente y que su objetivo es llegar a los playoffs de Superliga Orange con KIYF, así como buscar una posible aparición en el torneo entre regiones European Masters.


Labrov ya jugó en Wind and Rain con Andrei "Orome" Popa, el actual top de KIYF. En su momento ambos consiguieron llevarse las finales de la League of Legends Greek Championship frente a Nexus Gaming junto a WAR, donde su Zilean destacó ante otros compañeros conocidos. Irónicamente, el desesperanzador medio de Dragons al que se hubiera enfrentado hoy Albu "Vrow" Bogdan se encontraba en su rival Nexus Gaming y Toni "Sacre" Sabalić había perdido en una fase anterior del torneo debido a las numerosas bajas de su equipo.

KIYF se encuentra ahora en la contienda por la cuarta posición junto a otros como Penguins, eMonkeyz Club y ASUS ROG Army. El cambio de Radovan "Rufus" Marovec por Labrov debería beneficiar al conjunto catalán, a pesar de que a principios de temporada el checo dejó muy buenas sensaciones.

Next Article