Sin categoría

La insistencia funciona tarde o temprano

Phong Vũ Buffalo se ha alzado como campeón de la Vietnamese Championship Series y será el primer representante exclusivo en un Campeonato Mundial

Fotografía vía Garena

«Mamá… tengo hambre…», «¿Cuándo llegamos?» o «Me aburro» son frases que todo niño enérgico dice en cualquier instante. No pueden pasar ni dos minutos sin que el crío vocifere sus necesidades de una forma incluso más llamativa que en la saga de Los Sims. Si encima hay muchísima gente en el gran comedor, el chico no puede parar quieto.

Al principio le sigues la corriente, con el tiempo te acaba cansando y al final haces caso omiso a sus quejas. Pase lo que pase, el niño demuestra una constancia difícil de igualar a la hora de pedir cosas absurdas, por lo que lo mejor es dejar que diga lo que quiera y tú a lo tuyo. Sin embargo, a veces tu paciencia se desborda y acabas cayendo en su trampa.

Vietnam consiguió su independencia competitiva del resto del Sudeste Asiático el año pasado tras el gran éxito de GIGABYTE Marines tanto en el Mid-Season Invitational como en el Campeonato Mundial. Todo basado en un estilo de juego totalmente rompedor, incesante y estoico que pilló desprevenido a muchos equipos. Una forma de jugar que está de vuelta con Phong Vũ Buffalo.

Un nombre un poco confuso

Fotografía por C. Young-Wolf vía Riot Games

Por su nombre, es normal que el público occidental no tenga ni idea de qué narices es Phong Vũ Buffalo. EVOS Esports ya fue un equipo inesperado la pasada primavera a pesar de contar con jugadores que sonaban a Saigon Jokers. En este caso, el quinteto titular recuerda mucho al equipo que estuvo en la fase previa del pasado Campeonato Mundial: Young Generation.

¿La razón? ¡Es el mismo equipo! Phong Vũ es una marca de «hardware» en Vietnam y es normal que sea totalmente desconocida en Europa y Norteamérica. Sin embargo, lo que es realmente lamentable es que haya muchos expertos que ni siquiera hayan dedicado el mínimo tiempo de investigación para darse cuenta de que en realidad son la escuadra anteriormente conocida como Young Generation.

Young Generation no tuvo mucho impacto el pasado año porque le tocó un grupo con Fnatic y Kaos Latin Gamers en el que pasó segundo tras superar a los chilenos y luego se marchó desde China hacia el sur de vuelta a casa tras encontrarse con el equipo favorecido en territorio local, Team WE. Aunque no pudo hacer nada contra grandes equipos, Young Generation salió de la competición con un halo de desconocimiento.

Fotografía por C. Young-Wolf vía Riot Games

La calle central e inferior es el eje que se mantiene en la actual plantilla de Phong Vũ Buffalo. Võ «Naul» Thành Luân de medio,  Đặng «BigKoro» Ngọc Tài de tirador y Nguyễn «Palette» Hải Trung formaron parte de una escuadra que acabó fracasando en primavera con un cuarto puesto, al ser derrotada otra vez por GIGABYTE Marines. 

Pero jugar tanto tiempo juntos tiene consecuencias positivas. Aunque no son jugadores extremadamente experimentados (ninguno supera la veintena), la llegada de Phạm «Zeros» Minh Lộc para la calle superior y tanto Hoàng «Meliodas» Tiến Nhật como Bùi Hoàng «XuHao» Sơn Vương para la jungla ha rejuvenecido un quinteto que tiene pasado, presente y futuro en la región.

Este verano ha confirmado que la mezcla de talento juvenil con experiencia estratégica siempre da buenos resultados. Phong Vũ Buffalo ha dominado en la fase regular, se ha sabido adaptar y sacar provecho de los distintos metajuegos y además ha mostrado una coherencia en la progresión de su propia forma de jugar. Un campeón que representará justamente a la región.

Vietnam no ha perdido su rabia

Captura de pantalla vía Garena

Es imposible, literalmente, no disfrutar con las partidas de Phong Vũ Buffalo. El líder de Vietnam es un equipo de ritmo frenético, proactivo y al que no le importa en absoluto quién tenga delante. Esa falta de respeto podrá ser un aspecto negativo contra escuadras que tengan un macrojuego sólido y estable, pero a la mínima duda los vietnamitas aprietan el gatillo.

Son excesivamente agresivos en los primeros compases, pero no en todos lados por igual. La clave de Phong Vũ Buffalo es la calle superior. Generalmente, ya juegue Meliodas o XuHao, ambos van a intentar que Zeros esté por delante en el encuentro. En la selección de campeones priorizan absolutamente un encuentro favorable para el top.

Lo que muchos equipos hacen con el medio, Phong Vũ Buffalo lo consigue con Zeros: en cuanto este jugador tiene ventaja, la transmite mediante rotaciones o el uso del Teleportar al resto de sus compañeros. Tanto Naul como BigKoro son amantes de ir a la locura, por lo que jugadas que a priori podrían ser negativas se convierten en positivas tras la aparición de Zeros.

Fotografía por C. Young-Wolf vía Riot Games

En su propia región raras veces se ha explotado esta forma unidimensional de jugar. Pero la primera duda que puede surgir es cuando Zeros no pueda trasladar su ventaja o incluso no sea capaz de generarla con el jungla. Hay varios jugadores en la región que podrían de sobra plantarle cara o aguantar la presión para que la condición de victoria caiga por su propio peso.

Naul, por su parte, es un jugador autosuficiente que destaca con magos a distancia. Vel’Koz, Zoe, Karma o el omnipresente Ryze son selecciones muy habituales por su parte. El objetivo es tener limpieza de oleadas suficiente para que el rival no pueda penalizar su zona a la vez que una posibilidad de aumentar la cantidad de asesinatos de su equipo. En Vietnam, el medio está exento de competición. En el Campeonato Mundial no tendría por qué ser así.

Por otro lado, una tendencia interesante es la calle inferior. Aunque debería esperar a que Zeros aparezca, en más de una ocasión fuerza el dos contra dos para intentar desequilibrar la balanza antes de tiempo. Los dos jugadores suelen repetir las combinaciones que mejores resultados les otorgan, desde el Xayah y Rakan popular hasta el Ezreal y Soraka que abusa con aguante o el Swain y Shen que se lanza constantemente. 

Todo gira en torno a Zeros

Fotografía vía Garena

Recibe todos los recursos, es apoyado por varios compañeros y la estrategia se sostiene sobre él. Con ese contexto, es demasiado fácil justificar que Zeros brille tanto a pesar de que no fuera tan bueno, pero en la realidad también sería imposible que este equipo tuviera tanto éxito en Vietnam si no fuera por lo acertado que está en cada una de las jugadas.

El top que cumplirá 18 años a escasos días de debutar en un Campeonato Mundial es un viejo conocido de la región a pesar de su juventud. Pero aun así, nunca hasta ahora había explotado tanto sus puntos fuertes. Ya se ha introducido en la anterior sección el papel fundamental que realiza el jugador de la calle superior, pero no exactamente cómo.

Zeros casi no juega tanques. Dr. Mundo y Ornn son las principales excepciones pero aun así su rendimiento con ambos ha sido bastante inferior. Le han bloqueado Jayce gran parte de la temporada y tiene salidas como sacar 50 súbditos al minuto 10 con Kennen a pesar de ser objetivo de múltiples emboscadas. Su Aatrox y Gnar están invictos este verano, en una muestra de 20 partidas no perdió ni una sola vez la línea.

Objetivo: situar a Vietnam en el mapa

Fotografía vía Garena

Aunque sean ignorados, a ojos de los aficionados propios Phong Vũ Buffalo necesita un buen resultado. El equipo en representación de Vietnam ha de justificar la separación del país del resto del Sudeste Asiático con una buena actuación en fase de grupos, un poco más que lo realizado por EVOS Esports en el Mid-Season Invitational.

Flash Wolves y Afreeca Freecs son rivales extremadamente duros. Los primeros demostraron frente a MAD Team saber contrarrestar muy bien puntos fuertes de su rival, mientras que los segundos cuentan con uno de los mejores tops de toda la competición que anularía la principal condición de victoria de el equipo vietnamita.

Aun así, su estilo que ya no se puede denominar sin precedentes y tener jugadores mejores de lo que la comunidad internacional piensa pueden sacar partidos. El formato actual del Campeonato Mundial da a pensar que Taiwán y Vietnam son las cenicientas, pero si rinden ambas regiones con la tendencia que llevan el grupo A podría ser mucho más emocionante de lo que parece.