Sin categoría

Fiebres, vuelos y fatiga: los virus y la Liga Overwatch

Dos semanas tras el inicio de la nueva temporada, las enfermedades son el obstáculo más reciente que enfrentará la liga en 2020.

Foto de Ben Pursell vía Blizzard Entertainment

Este artículo es presentado por StatBanana, la mejor herramienta de estrategia para Overwatch.

Los gérmenes son un problema para todos, pero para la Liga Overwatch, las repercusiones que generaría una enfermedad contraída por jugadores y personal de la competencia son mucho más graves que las del viajero promedio. Varios jugadores y equipos se declararon enfermos al final de la segunda semana de la liga, y es evidente que estrategias alternativas, jugadores sustitutos y planes de seguridad deben ser una prioridad en el futuro.

Este año, la Liga Overwatch adoptó a un modelo global en el que los equipos organizan partidas locales (homestand) en sus ciudades de origen. Cada semana, un número determinado de equipos viaja a una nueva ubicación para practicar y competir durante dos días de juego. Dado que la temporada recién arrancó, ningún equipo ha viajado internacionalmente para competir oficialmente, pero la mayoría de las selecciones de la liga tuvieron que salir de sus bases locales.

Estaba previsto que los equipos cruzaran fronteras internacionales en las próximas semanas, pero cinco sedes originalmente previstas en Shanghái, Hangzhou y Guangzhou se cancelaron debido a la propagación del coronavirus en China. Ahora esas partidas se jugarán en Seúl, Corea del Sur. La amenaza de una epidemia es algo que nadie a cargo de la liga podría haber previsto. Sin embargo, la amenaza de enfermedades más comunes y más prevenibles es predecible.

El pasado fin de semana, Houston Outlaws debutó en su tercera temporada de la Liga Overwatch contra Washington Justice y Florida Mayhem. A pesar de la adición de varios jugadores talentosos durante la temporada baja, la actuación del equipo fue pésima contra escuadras teóricamente en su mismo nivel de competencia. Si bien el entrenamiento y la planificación estratégica tuvieron fallas, se reveló otro factor en las redes sociales.

En respuesta al tuit de Liam «Mangachu» Campbell, de Toronto Defiant, sobre la enfermedad, Jiri «LiNkzr» Masalin, de Houston, dijo que cuatro de sus compañeros tendrían la gripe. Tras el último enfrentamiento del equipo contra Florida Mayhem, el entrenador Chris «Dream» Myrick confirmó el dato y reveló que él también estaba enfermo. El gerente general Matt «Flame» Rodríguez dijo que «la mitad» de su equipo estaba enfermo en el vuelo de regreso a Houston.

Si bien Dream y Flame coincidieron en que la enfermedad no pretexto de la derrota de 0-6 durante el fin de semana, es innegable que los síntomas de la gripe afectarían el rendimiento profesional. La gripe supera los síntomas del resfriado común, y agrega dolores de cabeza, corporales, fatiga y, a veces, fiebres devastadoras. Cualquiera de esos síntomas afectaría negativamente el tiempo de reacción y la capacidad de aplicar estrategias de juego. Como se espera que los jugadores rindan al más alto nivel en todo momento, superar la niebla mental de los síntomas de la gripe puede hacer que la competencia sea imposible.

Lo que debería preocupar a los equipos de la Liga Overwatch, y a la liga en su conjunto, es que es inevitable que esta situación se repita. Solo en los EEUU, el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) reportó 26 millones de casos de gripe actualmente en 48 estados. Los viajes y la exposición a grandes multitudes, como sucede en las sedes de la Liga Overwatch o en cualquier evento de encuentro con fans, aumentará las probabilidades de exposición de los jugadores y el personal.

Para equipos con selecciones grandes quizá esto no sea problemático. Atlanta Reign, London Spitfire y Philadelphia Fusion aprovecharon al máximo la cantidad de jugadores permitida, con sus 12 integrantes. Así, tienen un suplente disponible para cualquier rol. Sin embargo, muchos equipos tienen el número mínimo de jugadores que permite la Liga Overwatch y serían más vulnerables en caso de desastre.

Dos de los roles más importantes de cualquier equipo de la Liga Overwatch, el soporte y el tanque principales, exigen una especialización intensa que rara vez pueden desempeñarse por jugadores acostumbrados a otros roles. Siete equipos de la liga solo tienen un tanque principal contratado y ocho equipos solo tienen un apoyo principal. Si ese jugador se enferma gravemente, los equipos tendrían que tomar una decisión difícil. ¿Poner a un jugador enfermo, que podría padecer tiempos de reacción y toma de decisiones más lentos? ¿O sustituirlo por un jugador que quizás no sepa cómo desempeñar ese papel de manera efectiva?

Los equipos ya deberían estar buscando suplentes para estos jugadores clave o entrenar a otros jugadores para que cumplan su rol. La Liga Overwatch exige especialización de roles y no puede depender de suplencias generales, como lo hacen otras ligas. La liga de Call of Duty, por ejemplo, exige un suplente para cada equipo que viaja, pero ese suplente en general puede ponerse en cualquiera de los cinco lugares necesarios de juego.

Los planes de contingencia tampoco existen entre los equipos de la Liga Overwatch en su conjunto. Muchos comentaristas en Twitter y Reddit se preguntaron por qué, si el equipo estaba tan enfermo, Houston Outlaws simplemente no abandonó el juego. Aunque eso sea lo último que un equipo competitivo desearía hacer, la opción de abandonar no existe en las reglas públicas de la liga. El último conjunto de reglas disponible es de 2019, pero la palabra «abandono» ni siquiera figura en esas reglas para la Liga Overwatch.

Aún faltan decenas de semanas para que termine la temporada de la Liga Overwatch, y se deben tomar medidas para proteger la integridad competitiva de los jugadores y el personal. Los equipos ya deberían estar buscando suplentes para sus roles más necesarios a medida que avanza la temporada. Medidas en caso de enfermedad, como cuarentenas leves o restricciones de equipo a ciertas habitaciones, no serían tan terribles. Si bien abandonar una partida es algo que ningún equipo elegiría voluntariamente, la Liga Overwatch debería adoptar otras opciones si un equipo está demasiado enfermo o con pocos integrantes para competir.

Dado que los jugadores deben pasar mucho tiempo en ambientes cerrados y viajando de forma constante, es probable que muchos se enfrenten a este obstáculo en el futuro. Dependerá de las personas a cargo cuidar a sus jugadores y las y los fans deben comprender que no todos los problemas se resuelven con una mejor composición de equipo.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Liz Richardson el 17 de febrero de 2020.