Sin categoría

Faker: «La vida de un jugador profesional es una montaña rusa»

Faker se sinceró sobre su vida personal en una entrevista reciente.

Foto vía Riot Games.

Si ves las transmisiones de Lee «Faker» Sang-hyeok, sabrás que a menudo tiene una camiseta blanca mientras juega. Es un elemento habitual de su guardarropa, al igual que sus gafas redondas estilo Harry Potter y su cabello un poco descuidado.

Ahora sabemos por qué no se despega de su remera blanca. Su elección en vestimenta refleja su naturaleza práctica y no su sentido de la moda, según una entrevista con el sitio de noticias coreano The Chosun Ilbo, que fue traducida por el usuario de Reddit, sailorpetite.

«No me importa mi ropa», dijo Faker. «Si la ropa tiene patrones o colores, se confunde con cuál es la ropa que está [en la sala de juegos]. Recientemente me di cuenta de que todas las camisetas blancas se parecen a las mías, por lo que son fáciles de encontrar.»

A lo largo del artículo, Faker se refirió a su vida como jugador profesional en un sentido más personal del que suele verse en las entrevistas posteriores a una partida. Hizo recordar a la serie del año pasado de OGN sobre SKT, cuando las cámaras siguieron a Faker a una fiesta de cumpleaños. Ambas dieron un pantallazo de lo que realmente es ser el profesional de League of Legends más popular del mundo.

Nacido así

Captura de pantalla vía OGN

Mucho se ha escrito sobre el comienzo de Faker como el mejor jugador de League of Legends. Sabemos que su abuela lo animaba mientras practicaba hasta temprano por la mañana, así como el momento en que llegó a la cima de la escala coreana y SKT lo contrató cuando era un adolescente. Para Faker, esa fue la parte fácil.

«No puse mucho esfuerzo en League of Legends«, aseguró. «Pero ocupo el primer puesto. Supongo que estoy hecho para ser un jugador profesional. No me enojo fácilmente. Todo el mundo me pregunta: ¿Cómo manejas tu salud mental? Y respondo: ‘Sólo nací así’. En una prueba de personalidad reciente, dijeron que soy un robot.»

Pero él entiende que no todo el mundo es así. Coincide en que los videojuegos pueden ser una adicción. Su solución es que padres e hijos hablen honestamente sobre por qué a los niños les gusta jugar, y que los juegos pueden ser herramientas valiosas para jugar y aprender. Pero admite que tuvo «suerte» con lo lejos que lo llevó su propio talento en el juego.

El ascenso de Faker a la cima del universo de League of Legends fue meteórico: ganó la Copa Mundial en su primer año con SKT. Pero su carrera como jugador profesional definitivamente ha sido una prueba constante. En las entrevistas puedes palpar la presión que siente y cómo eso le pesa. En los últimos años, los campeonatos no han sido tan fáciles, y más personas critican su juego.

Además, los jugadores profesionales no tienen mucho tiempo libre, solo 30 días al año, según Faker. No hay noches ni fines de semana para profesionales de LCK. «No es un asunto sencillo» ser un jugador profesional, según Faker. Dijo que si sus hijos no tienen el temperamento adecuado para el juego, les alentaría a que hicieran otra cosa.

El bombo coreano

Foto vía Riot Games

Ese temperamento es lo que Faker cree que históricamente ha distinguido a los jugadores de deportes electrónicos coreanos. Hasta el año pasado, Corea del Sur había ganado el mundial cinco veces seguidas.

Pero también reconoce que cosas como una internet rápida y una comunidad de jugadores competitivos que ayudaron a Corea del Sur en el pasado ahora ya no son una gran ventaja. Todos tienen casas de juego y los equipos son mejores para reclutar jugadores coreanos que antes.

Corea del Sur recuperó parte de su orgullo regional al vencer a China en Rift Rivals la semana pasada. Faker tiene una historia singular con los equipos de LPL: lo han reclutado antes, pero siempre prefirió su estilo de vida en casa, siendo fiel a SKT y su país. Y cree que le queda trabajo por hacer con su equipo.

«Vivir como un jugador profesional es como una montaña rusa», dijo Faker. «Creo que definitivamente soy peor que mi mejor temporada. Haré mi mejor esfuerzo y mejoraré», sostuvo.

Quizás Faker ya no sea el jugador más talentoso, pero todavía se lo ve como un ícono mundial, un modelo a seguir de lo que debería ser un jugador profesional. Y se lo toma en serio: entiende que se lo juzga por más que la calidad de su juego y su velocidad.

«Muchos fans me han amado como esta imagen de Faker», dijo. “Muchos jóvenes me admiran, así que tengo que ser amable y educado. Si hago algo malo influiría en ellos. Y tengo algunas reglas para mí que son: «Sé modesto, sé honesto, sé amable y nunca digas malas palabras».

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Xing Li el 8 de julio de 2019.