4 julio 2018 - 17:40

El panorama español de Rainbow Six puede respirar tranquilo

Ana "aNouC" Oliveras, mánager de producto de ESL Masters España, se muestra satisfecha por la acogida del campeonato
Dot Esports
preview
Imagen vía Ubisoft

Como en todo entretenimiento, lo más importante es la capacidad para generar espectáculo, y Rainbow Six tiene mimbres de sobra. Desde su concepción base, la estrategia y el juego en equipo han sido los pilares sobre los que se ha sustentado la obra de Ubisoft. La profesionalización del juego ha elevado esto mucho más allá, como si de un League of Legends se tratase la selección de operadores se vuelve un juego mental donde se tienen que tener en cuenta todos y cada uno de los factores. Cada agente tiene sus ventajas y sus desventajas, y la selección de personajes puede decantar el mapa a favor o en contra.

Rainbow Six Siege es un juego de coberturas, de esquinas, de aprovechar la destructibilidad del entorno, y todo ello se ve potenciado cuando ves a jugadores profesionales ejecutar jugadas con las que tú solo te das de bruces por casualidad… las veces que no estás soñando. La escena lleva algunos años establecida a nivel internacional, sin embargo en España todavía no había hecho acto de presencia; incluso siendo el sexto juego más vendido en territorio español durante el 2017, según datos de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI).

El comienzo de la nueva liga de deportes electrónicos de ESL fue un tanto accidentado. Su fecha de estreno estaba prevista para el 21 de junio pero se tuvo que posponer hasta el 27 por problemas dentro del juego. "Supimos que algunas cosas no estaban funcionando del todo bien", cuenta Ana "aNouC" Oliveras a Dot Esports. La decisión de retrasar el comienzo de la liga respondió a un consenso tomado por la propia ESL España junto con ESL Internacional y Ubisoft España debido a su compromiso con "todo aquello que pueda perjudicar a la liga, a sus jugadores o a la experiencia del seguidor".

A partir de aquí, ESL Masters Rainbow Six ha arrancado su andadura en los esports con paso firme y con una prometedora trayectoria, si se consigue fidelizar al espectador. En números brutos, los espectadores de la comunidad, hispanohablante en su mayoría, de Rainbow Six Siege parece haber respondido al llamamiento de ESL y ha logrado cifras bastante respetables para una competición novel: aproximadamente entre 1 500 y 2 000 espectadores durante la retransmisión.

"Impulsar esta liga fue una apuesta tanto por nuestra parte, como la de Ubisoft, teniendo siempre en mente que la audiencia de Rainbow Six está creciendo y que todavía necesita consolidarse", explica. Según aNouc los datos que manejan en este inicio de ESL Masters Rainbow Six son excelentes y siguen trabajando para que llegue a más gente. "Al finalizar la temporada, como es habitual, enviaremos todas las cifras de la competición, para tener una visión global de lo que ha sido esta primera temporada", relata.

La primera semana de ESL Master Rainbow Six dejó hueco para la anécdota en forma de carrera que se tuvo que pegar Erik "MrXavito" Gil para llegar a la mesa de comentaristas. Con risas, voz entrecortada y jadeos intentaron quitarle hierro al asunto que se tornó más en un momento cómico que en un fallo grave.

Uno de los mayores valores de la liga es que ha conseguido atraer a algunas de las franquicias de mayor renombre de los deportes electrónicos en España, como Movistar Riders, Vodafone Giants o X6tence. "Que las organizaciones profesionales de nuestro país apuesten por el juego, generen contenido y den soporte a la Liga es una de las bases importantes para que triunfe", destaca la mánager de producto. No obstante, aNouc profundiza en que existen otros factores presentes, como hacer ver a los jugadores la importancia de competir a nivel profesional (con todo lo que ello implica, dentro y fuera de los partidos).

Otro de los pilares fundamentales es, por supuesto, la actividad e implicación de la comunidad en todo lo que acontece sobre la liga. La participación de los aficionados se antoja como algo esencial y desde ESL cuentan que siempre se mantienen a la escucha de lo que tengan que decir.

Mirar al futuro desde el presente

Todavía es muy pronto para sacar conclusiones sobre ESL Masters Rainbow Six, aún quedan seis semanas de partidos en las que muchas cosas pueden torcerse. Sin embargo, desde la entidad se muestran autocríticos y no solo esperan que la comunidad les transmita los buenos comentarios y añaden que les interesa todo tipo de feedback "porque es la única manera de mejorar lo que les podamos ofrecer".

Dentro de este marco, la product manager de la competición cuenta que durante el transcurso de la temporada se va trabajando y actualizando la normativa, destacando que la experiencia adquirida en CS:GO le servirá para encarar con mayor garantía esta andadura en Rainbow Six Siege.

"Lanzar un juego dentro del ecosistema de ESL ya implica empezar a creer en sus posibilidades; de hecho llevamos tiempo haciendo competiciones de Rainbow Six (como el pasado Predator Rainbow Six Siege Major Invierno 2018), en busca de tantear a esa comunidad", explica. Tras algunas consideraciones en ESL llegaron a un punto en el que tomaron la decisión de que había llegado el momento de arriesgar por esa idea. "Ya no hablamos de pruebas sino que apostamos por un título que dure en el tiempo. Nuestra apuesta pretende afianzar ese tipo de escena que tiene potencial pero que todavía no encuentra su lugar, su sistema y su camino a la profesionalización", sentencia.

Next Article