Sin categoría

Epic Games demanda a dos YouTubers por promover, usar y vender programas trampa para Fortnite

Esta no es la primera demanda judicial que Epic Games ha ordenado contra tramposos en Fortnite

Imagen vía Epic Games

Epic Games ha demandado a los YouTubers Brandon Lucas y Colton Conter por varias infracciones de propiedad intelectual relacionadas con el uso, promoción y venta de programas trampa para Fortnite: Battle Royale en sus canales respectivos. La demanda judicial de 35 páginas fue entregada el 10 de octubre en Carolina del Norte y los detalles son aclarados en un documento publicado en el blog TorrentFreak. 

Epic asegura en el documento que ambos YouTubers violaron dos secciones del U.S. Copyright Act y que sus acciones vulneran el contrato, una «interferencia intencional en las relaciones contractuales», que incluyen «prácticas de comercio engañoso e injusto así como métodos injustos de competición».

Lucas y Conter son conocidos por mostrar las trampas de Fortnite: Battle Royale en sus canales, en general herramientas que permiten apuntar y disparar automáticamente a oponentes sin tener que mover o hacer clic on el ratón.

La reclamación de propiedad intelectual se basa en el hecho de que las trampas son una forma no autorizada de jugar al juego y cambia el cómo se juega. Lucas y Conter, por lo tanto, están «creando trabajo derivado no autorizado de Fortnite al modificar sin permiso de ley el código del juego y manualmente alterando el juego que el código crea, la experiencia de aquellos que lo juegan y la experiencia de aquellos que ven a otros jugar», asegura Epic en su demanda judicial.

La compañía asegura que Lucas todavía «está usando vídeos para mostrar y promover las trampas que vende y directamente redirige a aquellos que ven los vídeos a páginas web donde está la vente. Bajo la información y la creencia, aquellos que compran trampas de Lucas las usan para hacer trampas a la vez que juegan a Fortnite«.

Epic también reclama que Lucas y Conter «deberían estar prohibidos a seguir con la conducta aquí explicada, sus beneficios han de ser eliminados y deberían pagar a Epic los daños, costes legales y costes relacionados con sus actos». La compañía no específica cuanto dinero se pide a los dos YouTubers para pagar el daño causado.

Epic ya ha rellenado demandas judiciales a tramposos en Fortnite en el pasado. La compañía denunció a Brandon Broom y Charles Vraspir en octubre de 2017 por estar envueltos en la página de trampas AddictedCheats, la cual solía vender programas.

H/T IGN.

Traducción oficial de la publicación en inglés.