Sin categoría

El nuevo Fiddlesticks busca aterrorizar a sus rivales… y compañeros de equipo

Procede con cautela.

Imagen vía Riot Games

Los desarrolladores de Riot le dieron a la comunidad de League of Legends una primera mirada al rework visual y de jugabilidad de Fiddlesticks hoy, y es aterrador.

El posteo de Dev Corner de hoy se sumerge profundamente en el desarrollo y la sabiduría del campeón, al tiempo que comparte un adelanto de las nuevas animaciones de Fiddlesticks.

Al principio los desarrolladores discutieron respecto a qué facción o raza pertenecería el «nuevo» Fiddlesticks. Después de preguntarse en qué categoría ubicar al Mensajero de la Muerte, los representantes de Riot se fijaron en su nombre.

«Es probable que un nigromante no llamaría a su nueva creación, sedienta de sangre, Fiddlesticks», según Riot. «Fiddlesticks es un nombre que un niño acuñaría; algo que podrías invocar alrededor de una fogata para asustar a tus amigos», añadieron.

Esto permitió que la historia de origen del campeón se convirtiera en un cuento de una «antigua malevolencia con orígenes poco claros». Es un mito utilizado por los padres para asustar a sus hijos con mala conducta y advertirles sobre los peligros del mundo exterior. Pero este peligro parece muy real.

Fiddlesticks es inhumano. No tiene órganos, cerebro ni cuerdas vocales, y su voz sería la proyección o imitación de las personas a las que asesina.

Como el espantapájaros no es natural, sus movimientos tampoco deberían serlo. Para que el campeón se vea más «aterrador», los artistas tecnológicos encarnaron animaciones demoníacas, fantasmales y similares a títeres. Y para acentuar aún más el horror, Fiddlesticks recibió un brazo derecho alargado que arrastra sus garras por el suelo mientras camina.

Si bien aún no se ha revelado una fecha establecida para el lanzamiento del nuevo look y juego de Fiddlesticks, las y los fans tendrán más detalles al respecto en una Hoja de ruta de Campeones que se lanzará hoy.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Andreas Stavropoulos el 14 de enero de 2020.