Sin categoría

El fracaso de Liquid en Worlds 2019 es un fracaso para todo Norteamérica

Como región, Norteamérica necesita procesar este resultado.

Durante un breve momento, había un atisbo de esperanza para Norteamérica en Worlds este año. Clutch Gaming y Cloud9 eliminados, Team Liquid llegó a la última jornada de la fase de grupos con un récord 2-1. Lo único que necesitaban era repetir ese esfuerzo para poder sobrevivir a la fase knockout.

Eso no ocurrió. Solo consiguieron ganar a un ahq e-Sports sin una sola victoria, siendo derrotados frente a DAMWON Gaming primero, y luego frente a Invictus Gaming. Con un 3-3, su récord final era respetable, pero no suficiente para seguir a la siguiente ronda del campeonato.

De todas las veces que el top seed de Norteamérica ha fracasado al salir de grupos, esta ha tenido que ser la vez que más ha dolido. Liquid han mostrado este año que son capaces de derrotar a equipos como DAMWON y IG, pero a la hora de la verdad y cuando se juegan el pase a la siguiente fase, no fueron capaces – de hecho, ni siquiera estuvieron cerca.

Está claro, después de tantos torneos, que este fracaso no afecta solamente al top seed de NA. Este fracaso es el fracaso de toda la región.

Los problemas más obvios

Photo via Riot Games

Hay algunas razones muy obvias por las que NA no compite bien a nivel internacional. La base de jugadores es más pequeña. El ping es malo. De muchas formas y a pesar de los esfuerzos de Riot, NA es como una de las regiones más pequeñas.

El caster Isaac «Azael» Cummings habló del tema tras la última pérdida de Liquid. Habló de la infrastructura como causante del fracaso del equipo. No es coincidencia que cada año, dos de los tres representantes de NA en Worlds queden eliminados en fase de grupos, o que este año, ninguno salga de ella.

No son solo Liquid, Cloud9, y Clutch los que participan en este torneo. Esos tres equipos representan los siete otros equipos de LCS y todo el sistema de academias. Y ese sistema ha caído incluso más que las otras regiones. En muchas de esas regiones, hay capas de competición profesional y semi-profesional, que juegan por debajo de la escena Challenger. ¿Dónde está el equivalente norteamericano de la EU Masters, que representa el cruce competitivo y sirve de exposición para nuevos talentos?

La brecha no ha hecho más que crecer con el comienzo de la LEC. La LEC ha sobrepasado con creces a la LCS en todo: presencia social, valor de producción, hype – y, por supuesto, el producto final on-stage. Lo que sea que hizo brillar a la LCS como la primera de dos regiones que desarrolló la franquicia del LOL ha desaparecido ya hace mucho.

La mala noticia en relación a todo esto es que llevamos años notándolo, y no parece que la situación vaya a mejor.

Fracaso de espíritu

Imagen de Riot Games

El otro problema es que aunque NA desarrollase una mejora del sistema para los nuevos talentos y la estructura de las academias, es probable que no tendría ningún efecto sobre equipos como Team Liquid. Liquid ya ha firmado lo que parece ser el mejor roster posible con tres jugadores internacionales – este equipo se ha construido específicamente para ganar torneos internacionales.

La pregunta es si las ligeras mejoras en el player pool o en el entorno de entrenamientos les ayudarían, y no hablamos sencillamente de conseguir salir de grupos. Para Liquid, eso no sería más que un alivio. El verdadero éxito sería ghanar al menos un bo5. El equipo lo consiguió en MSI, pero ahora mismo no parecen capaces de ello.

Si Liquid encontrase un jungla nuevo que pueda sustituir a Jake «Xmithie» Puchero, eso permitiría ganar a Gao «Ning» Zhen-ning de IG. Pero, ¿qué pueden hacer contra los Marcin «Jankos» Jankowskis, los Gao «Tian» Tian-liangs, y los Lee «Tarzan» Seung-yongs del mundo?

Por supuesto, Liquid siempre podría traer un jugador de ese calibre de fuera. Tienen el slot abierto – lo cual les diferencia del resto de la región, pero esa no es una solución a largo plazo, y Riot se ha mostrado adverso ante la posibilidad de importar más jugadores como se hizo en la Overwatch League.

Esto no significa que Liquid esté muerto, pero necesitan – como todo el mundo en esa región – dejar de creerse que son los amos de una de las mayores regiones. A pesar de la clasificación de Riot, NA no está al nivel de Europa, ni de China, ni de Corea del Sur. Esto significa que estos equipos no pueden jugar como acostumbran. Necesitan cambiar su estrategia.

No es sorpresa que Cloud9 – el equipo conocido por arriesgar y probar locuras – ha sido la organización más exitosa de NA en los últimos años. Tampoco es sorpresa que la última vez que dos equipos de NA salieron de grupos fue en 2014, cuando Jason «WildTurtle» Tran llegó con Tristana, cambiando completamente el meta de la botlane. Si NA necesita arriesgar para ganar, que lo hagan. Así al menos cabe la posibilidad de que ganen.

La parte triste es que Liquid sí que lo intentó este año. En el segundo mapa contra DAMWON, pusieron a Nicolaj Jensen con Anivia e incluso intentaron hacer un lane swap. Aunque fue una mala idea contra un Kayle, era una idea – pero en la última partida contra IG, el equipo se estrechó de mente e hicieron un draft dentro de su zona de confórt. Fiándose de Jensen para derrotar a Song «Rookie» Eui-jin en un uno-contra-uno de asesinos, no fue la solución. Tampoco lo fué poner a Jeong «Impact» Eon-yeong para dominar el carril contra Kang «TheShy» Seung-lok.

Norteamérica necesita sacar más de sus scrims, donde el énfasis sigue estando en la victoria, y no en la innovación. Los equipos necesitan aprender más campeones y más maneras de jugar el mapa a su favor. Y si no funciona, todo el mundo – los equipos, los fans, los analistas – deberían aceptar ese resultado. Demasiado a menudo, los jugadores de Liquid critican a otros equipos de la región por no esforzarse lo suficiente. Eso es ver la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el nuestro.

Hasta que los problemas se solucionen a largo plazo, esta región va a seguir pasándolo mal si intenta copiar a las otras regiones. Sin embargo, si los equipos de NA pueden forjar su propio camino, podrían darnos un emocionante cambio al juego. Y quien sabe, lo mismo hasta podrían ganar.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Xing Li el 20 de octubre de 2019.