30 abril 2018 - 19:02

La batalla de relegación en la que se luchó por la clasificación regional a CLS

Evilvice y Dark Horse son los equipos que lograron quedarse con las dos últimas plazas
preview
Fotografía vía Riot Games

A dos semanas de que la fase regular de competencias de la liga regional de Latinoamérica Sur haya coronado a Kaos Latin Gamers como el «pontífice» del extremo sur del continente, los dos peores equipos según su desempeño debieron enfrentar a los representantes nacionales de Chile, Argentina y Perú en una disputa que alzaría en gloria a los mejores para mantenerse en la competencia de primera división.

Luego de una benevolente primera jornada de promoción y relegación que le otorgó un punto a cada equipo con excepción de la Universidad Católica durante el pasado jueves 26, el día viernes los equipos entraron a jugarse el «todo o nada» que sentenciaría el sueño de unos y dejaría pasar a la fase de eliminatorias a los cuatro equipos restantes en icónicas series al mejor de cinco partidos.

Mad Kings, el representante peruano a pesar de los esfuerzos y de su desempeño igualado al de la plantilla de cruzados, perdió por supremacía y le dio una oportunidad más de esperanza a la nómina del «angelito» que debería enfrentar a nada más y a nada menos que a su propio compañero de división Dark Horse y que sedimentaría el camino a una plaza asegurada para que un nuevo equipo ascendiera a la copa.

Por otro lado, Coscu Army, los campeones argentinos y los favoritos de la competencia gracias a su fanaticada, deberían enfrentar al representante chileno Evilvice Esports, quien resultó pentacampeón durante el clasificatorio nacional.

Llegado el término de semana, equipos trasandinos fueron los primeros en disputar sus enfrentamientos tras finalizar cómodamente en la mitad de la frágil tabla de posiciones y a pesar de la emoción y fervor del público espectador, Coscu Army no pudo sobreponerse a la escuadra de la llama frente a la que cayó en un 3 a 1 en contra y le otorgó la clasificación directa al equipo chileno a la fase de clausura de Copa Latinoamérica Sur.

En sus propios pensamientos, una tensa Universidad Católica debió afrontar su destino, luchar como nunca antes o ser relegado tras pésimos resultados que le jugaron en contra durante toda la fase regular y que históricamente los vieron caer ante la escuadra del equino, ahora en un mejor de cinco nunca antes visto.

Los esfuerzos no fueron suficientes. A pesar de las ganas, el fervor y el ímpetu que la nómina de Universidad Católica propuso en medio de su desarrollo, demostraron que, muy a su pesar, su nivel competitivo no era el mismo que el de sus contendores y vieron caer su sueño en cenizas tras caer en un 3 a 0 en su contra, al quedar totalmente relegados de la liga profesional en su primera temporada en competencia con la organización proveniente de los deportes tradicionales y deja así su incursión en League of Legends en el baúl de los recuerdos.

Next Article