4 mayo 2018 - 16:38

Las claves del segundo día del Play-In en el Mid-Season Invitational

Turquía arrasa con todo mientras Brasil llora en una esquina y Oceanía sonríe ligeramente
Dot Esports Español Editor-in-Chief
preview
Fotografía por M. Konkol vía Riot Games

Dominio absoluto. Turquía llama a la puerta de Riot Games con la intención de demostrar que, esta vez sí, la llegada de múltiples coreanos ha valido la pena. Si bien el día de ayer fue accidentado y fueron rusos los que dominaron con algunas ligerezas, SuperMassive eSports mostró que no hay ningún agujero en su planteamiento. Al menos a este nivel, claro. Tanto desde el plano individual como en el colectivo, los turcos fueron infinitamente superiores.

En un formato en el que solo uno se clasifica, solo un milagro puede agitar el grupo. No obstante, hay otro aspecto en disputa todavía: el honor. Los brasileños fueron demasiado golpeados por unos australianos que dieron la gran sorpresa del día. Japón, como su compañero asiático del otro grupo, acaba la jornada sin vencer ni un encuentro. Todos tienen algo por lo que luchar, aunque no sea la clasificación.

Contentos, pero no mucho

Fotografía por M. Konkol vía Riot Games

Dire Wolves honró a Oceanía después de muchas desgracias internacionales. Por primera vez en años, la región más aislada del planeta a nivel competitivo da una sorpresa importante al vencer, además con muchísima solvencia, a los brasileños de KaBum! e-Sports. Con jugadores de Nueva Zelanda, Australia e incluso uno de Malasia, los lobos pueden estar orgullosos de su actuación.

Uno de los pilares fue la toma de decisiones de su entrenador, Curtis "Sharp" Morgan. Al apostar por repetir con un campeón abusivo en la calle superior a pesar de la derrota contra los turcos, dio alas a un Ryan "Chippys" Short que tiene la moral por las nubes en la actualidad. Con Irelia, Chippys parecía un jugador totalmente distinto. Su abusiva victoria les da esperanza: la victoria contra SuperMassive les podría meter en la siguiente fase.

Trata de arrancarlo, YutoriMoyasi

Fotografía por M. Konkol vía Riot Games

El servidor japonés fue el último en aparecer. Con solo tres años de vida, sus equipos eran destinados a tener un duro comienzo para formar su escena competitiva. Sin embargo, no parece avanzar. Torneo tras torneo, las derrotas se repiten y seguramente sea la región con el peor histórico de enfrentamientos entre naciones. No hay excusas, sino mucho que cambiar.

En esta ocasión, solo Yang "Gaeng" Wang-yu de Pentagram mostró una buena imagen sobre la Grieta del Invocador. El apoyo coreano estuvo fino e incluso puso en pequeños aprietos a KaBum! con Alistar en la única contienda medianamente igualada. Es cierto que a los australianos también les costó un poco, pero las sensaciones fueron muy distintas. Clasificarse es imposible, pero necesitan sacar algo diferente si quieren honrar a su región.

El mayor desastre brasileño desde Alemania

Fotografía por M. Konkol vía Riot Games

Por mucho que Team One no tuviera la mejor de las actuaciones en el Campeonato Mundial y otras competiciones no hubieran sido del todo favorables para los brasileños, nada es igualable a esta primera vuelta del Mid-Season Invitational. Con la única victoria contra un inferior Pentagram, el equipo revelación de Brasil ha pecado de todo lo pecable: inexperiencia, desconfianza y reactividad.

Ha de volver a sus puntos fuertes si quieren dar la machada. La dolorosa derrota contra Dire Wolves fue superada por un encuentro frente a SuperMassive eSports que se decidió en solo 22 minutos. KaBum! e-Sports ha de mostrar esos valores que le dieron la victoria en CBLoL: juego en equipo, transicionar las ventajas y aprovechar su desparpajo. Sobre todo los ojos están en Marcelo "Riyev" Carrara, el mejor de su equipo en este torneo y el que se muestra más decisivo.

SuperMassive eSports está teóricamente en la siguiente fase

Fotografía por M. Konkol vía Riot Games

Que el título no confunda: matemáticamente todavía no han pasado, pero no hay ningún indicio de que no lo vayan a hacer. Lo de SuperMassive eSports en esta fase previa del Mid-Season Invitational parece la de MAD Lions en Superliga Orange... o incluso mejor. El conjunto turco está en otro escalón y sus coreanos lo demuestran. Especialmente No "SnowFlower" Hoi-jong, al que le lloverán ofertas de regiones superiores con toda seguridad.

Poco se puede decir de un equipo que ha arrollado a todo lo que se ha encontrado por delante. SuperMassive no tiene que modificar ninguna de sus tendencias: de hecho, podría aprovechar para ir preparando ya a los vietnamitas y taiwaneses. Lo único que podría pasar es un auténtico descalabro por una sobreconfianza infinita contra Dire Wolves.

Next Article