Sin categoría

Carzzy: «En 2013 era Bronce IV, en 2014 subí a Oro, en 2015 llegué a Diamante y en 2016, con catorce años, ya era Aspirante»

Fotografía por H. Amorós vía LVP

Fotografía por H. Amorós vía LVP

English version below the main piece in spanish

Entre risas, muchas muchas risas, un chaval checo de 16 años parece estar orgulloso de su prometedora carrera. Matyáš «Carzzy» Orság tiene algo que muchos otros jugadores necesitan: autenticidad. Durante esta temporada de Superliga Orange los ojos de los aficionados se han fijado por su nivel de juego dentro de la Grieta del Invocador, pero lo que hace interesante al jugador de KIYF es su actitud directa, juvenil y bromista.

«Empecé a jugar con 10 años. Imagínate jugar con un crío de esa edad y que encima se queje todo el rato». Carzzy comentó que llegó a League of Legends por su grupo de amigos que había hecho jugando a juegos online de navegador. «Mi ordenador era una patata. Al principio no quería jugar a League, decía que era un juego para tontos. Pero al final acabé descargándolo».

Que empezase a jugar tan joven es normal, dentro de lo que cabe. Muchos de vosotros habréis jugado a MMORPGs o comunidades en línea a temprana edad. El propio Matyáš jugaba a Minecraft y Metin2 entre otras cosas. Pero lo que es menos habitual es lo rápido que mejoró en el juego, algo que pocos jugadores pueden presumir en la historia de League of Legends.

Fotografía por H. Amorós vía LVP

«No jugaba partidas de clasificatoria cuando comencé en la segunda temporada. Entonces empecé a jugarlas y en cada año subía dos ligas. En 2013 era Bronce IV, en 2014 subí a Oro, en 2015 llegué a Diamante y en 2016, con catorce años, ya era Aspirante. Con solo trece años estaba en Diamante I».

Entonces Carzzy empezó a jugar en muchos equipos checos, aunque no brilló hasta eXtatus. «Jugué en muchas organizaciones, aunque incluso en eXtatus cuando jugaba solo la sección de CS:GO era profesional», asegura el tirador. Casi todos los torneos checos son presenciales y solo hay una liga cuya fase regular no es en un estudio, «pero las finales también son en una LAN».

Algo que sorprenderá a muchos es que Carzzy otorga un gran valor a la audiencia de la escena competitiva de su país. «Tenemos muchísimo público porque no hay extranjeros, solo hay jugadores checos y todo el mundo los conoce. Siempre hay expectación». Afirma que en su paso con Mysterious Monkeys (Ad Hoc Gaming en la actualidad) por Alemania sí disfrutó de los eventos presenciales, pero que en España a pesar de Gamergy todavía no ha vivido ninguno con mucho público.

La conversación se tornó a lo que le ha hecho un protagonista absoluto: los tiradores. «Decidimos como equipo que la mejor solución para KIYF es no jugar magos en la calle inferior. La mayoría de veces mi entrenador (Rafael «Dinep» Nunes) quiere que juegue tiradores porque en nuestras composiciones nos suele faltar daño físico», afirmó Carzzy. «Sin embargo, en clasificatoria estoy abusando de los magos y los luchadores, incluso Yasuo. En general casi no juego tiradores». El checo cree que domina a Ryze, Vladimir y otros magos, además de afirmar ser uno de los mejores de la competición con dichos campeones.

Fotografía por H. Amorós vía LVP

«Creo que Viktor es mi mejor campeón… no, no, no (ríe). En realidad es Vladimir. Después están Kai’Sa y Lucian, puedo jugar a muchos tiradores a muy buen nivel pero mi entrenador no me deja liberarme». Para los angloparlantes, en realidad comentó «he does not want to let me go», en referencia a una de las bromas más habituales en la comunidad de League of Legends que suele acabar en algo más negativo que positivo, por así decirlo.

Pero Carzzy no se comió la lengua en absoluto: «Creo que mi Kai’Sa es mejor que la de Crownshot, aunque pienso que Jesklaa es un poco mejor que yo en los tiradores tradicionales». La pregunta viene a raíz de que, para muchos esta temporada, su Kai’Sa ha sido formidable y lo consideran su buque insignia.

Le pregunté por Ashe, un tirador que se está jugando muchísimo en las ligas orientales pero pasa desapercibida por Occidente. «Ashe es muy buen campeón para juego en equipo, pero no tanto en clasificatoria. En mi caso, amo a Ashe, quiero jugar a Ashe pero mi entrenador no (ríe). Me sigue diciendo que mi posicionamiento es horrible, pero no le creo, tiene que haber alguna otra razón», afirmó entre risas Matyáš.

Sobre Radovan «Rufus» Moravec y Labros «Labrov» Papoutsakis, Carzzy no dijo más allá de lo esperable: «Rufus tiene más experiencia por la cual me decía lo que hacer en línea. Labrov, en cambio, solo intenta que las cosas funcionen… y de momento va bien de alguna manera». Además, del griego aseguró que intenta moverse más por el mapa y aportar información sombre cambios de línea para ganar el tempo de la partida. «También es el principal iniciador del equipo», destacó el checo.

Fotografía vía Guillem Serna

En general, en KIYF todo el mundo sigue a Andrei «Orome» Popa, ya sea dentro como fuera de la Grieta del Invocador. «Sigo a Orome a todos lados, es como si fuera mi padre. Solo hago lo que me manda (ríe) y parecemos incluso una familia. Yo y Frank (Frank «Aesthetic» Norqvist) nos pasamos el día haciendo bromas, y aunque Orome es más serio a veces también las hace. Incluso el cuerpo técnico».

No podía pasar la ocasión sin preguntarle sobre gente como Guillem Serna o Javier «Xavis» Domínguez. «Me encanta hacer las intros para los partidos, Guillem hace casi todo», comentó Carzzy con tono de elogio en sus palabras. «Un montón de gente piensa que solo me comporto como si fuera retrasado por Internet, pero en realidad lo soy aún más en la vida real. Cuando me conocen, entienden todo».

Por último, le quise preguntar por su familia, un punto clave en la carrera de la mayoría de los jugadores tan jóvenes. «Mi padre me apoya mucho a largo plazo, cree que puedo dedicarme a esto como un oficio. Mi madre no tanto, pero aun así lo hace porque es mi madre. Le gustaría más que estuviera en casa (ríe). Los echo mucho de menos, es la primera vez que estoy fuera por un largo periodo de tiempo. Es difícil en realidad», aseguró Matyáš.


Carzzy: «In 2013 I was Bronze IV, then Gold in 2014, Diamond in 2015 and in 2016, at fourteen, I was already Challenger»

The czech player shows his charismatic attitude with a fast growing career.

Between laughs, a lot of laughs, a young sixteen years old czech seems to be proud of his future carrer. Matyáš «Carzzy» Orság has something that others need: authenticity. In this season of Superliga Orange the eyes of every fan have been focused on his level on Summoner’s Rift, but what makes him interesting is his direct, youthful and joker attitude.

«I started when I was ten years old. Imaging playing with a ten years old kid who flames you.» Carzzy said he entered into League of Legends because of his group of friends he made playing browser games. «My computer was too bad. At first I refused, I told it was a dumb game. But then I downloaded it».

Starting to play so young is something usual. Some of you have played MMORPGs or online games at an early age. Even Matyáš played Minecraft and Metin2. But it is not common to improve so fast at the game, something that not so many players can ensure in the history of League of Legends.

Photo by H. Amorós vía LVP

«I did not play rankeds at first, in the season two, then I started playing rankeds and each season I was moving two divisions. In 2013 I was Bronze IV, then Gold in 2014, Diamond in 2015 and Challenger in 2016. With thirteen years old I was already Diamond I».

Then Carzzy started to play in a lot of czech teams, even though he did not shine until eXtatus. «Before eXtatus, I have been playing in a lot of czech organizations. Even in eXtatus, when I was playing there only their CS:GO section was professional», said the bot laner. Most of the czech tournaments are LANs and there is only one league with a group stage online, but «the finals are also in a LAN».

Something that will suprise to many is that Carzzy appreciates a lot the audience of his own country. «The Czech Republic has a huge audience because we have no imports, there are only czech players, and everyone knows them. It is always really hype». He ensures that in his instance with Mysterious Monkeys (Ad Hoc Gaming) in Germany also enjoyed some LANs, but in Spain he has to already see one with a huge audience.

The conversation turned into what made him a main character in the league: the ADCs. «We decided as a team that it is not the best solution to play mages. Most of the time my coach (Rafael «Dinep» Nunes) wants me to play ad carries because in our team comps we miss a lot of AD damage», ensured Carzzy. «Even though in SoloQ I am spamming only mages or bruisers, even Yasuo, I never play ad carries actually». The young czech believes that he plays Ryze, Vladimir and other mages at a high level, even to assert that he is one of the best in the league with those champions.

Photo by H. Amorós vía LVP

«I think Viktor is my best champion… no no no (laughs), Vladimir. Then it is Kai’Sa and Lucian, I actually can play a lot of ad carries on a high level, but my coach does not want to let me go», said Matyáš with a reference to the famous meme in the League of Legends community that usually ends in something more negative than positive.

But Carzzy did not stood in that. «My Kai’Sa is better than Crownshot’s, but I think Jesklaa is a bit better on casual ad carries than me». The question comes after being, for many this season, one of the best Kai’Sa’s in the league.

I asked him about Ashe, an ADC that has been played a lot in the LPL and LCK but nto in the western world. «Ashe is quite good in teamplay, in competitive, but it is not that good in SoloQ. In my case, I love Ashe, I want to play Ashe but my coach doesn’t want (laughs). He keeps telling me that my positioning is horrible, even though I do not trust him, there must be another reason».

About Radovan «Rufus» Moravec and Labros «Labrov» Papoutsakis, Carzzy did not say anything else than what was expected. «The thing with Rufus is that he is a lot more experienced, so most of the time he was telling me what to do in lane and shotcalling in lane. But with Labrov we are just trying, and it is working somehow». Besides that, he ensures that the greek looks for roams and swapping lanes to get tempo. «He is also the main engager in our team».

Photo vía Guillem Serna

To sum it up, in KIYF everyone follows Andrei «Orome» Popa, inside and outside of Summoner’s Rift. «I am following Orome everywhere, he’s like my father. I am just doing what he says (laughs) and it seems like a family. Me and Frank are doing a lot of jokes. Orome sometimes also does jokes. Even the management does jokes».

I could not let the chance go without asking about people like Guillem Serna or Javier «Xavis» Domínguez. «I enjoy doing the intros because they are a lot of fun to do. Guillem is doing everything», commented Carzzy with precious words. «A lot of people think that it is only me in the internet, but when they meet me in real life they understand that it is all me. I am even more retarded in real life».

Last but not least, I wanted to ask about his family, a key point in the career of most young players. «My dad thinks that I could do this for a living. My mother is not supporting me that much, but she stills do because she is my mom. She would rather have me at home (laughs). I kinda miss them, it is my first time out for a long time. It is kinda hard.