27 junio 2018 - 17:17

La actualización de PUBG en Xbox One trajo nuevas optimizaciones

La meta es mejorar la experiencia del jugador
preview
Imagen vía BlueHole

Una nueva versión para Player Unknown's Battlegrounds ha caído en Xbox One, centrada en los problemas de estabilidad del juego.

Se han realizado algunos cambios enormes en los mapas del juego para reducir los extensos tiempos de carga que hasta entonces habían en ellos. Esto evitará que los jugadores se caigan de las partidas por quedarse "sin memoria" en el futuro. La interfaz de usuario en ambos mapas también se ha optimizado para que el juego sea más fluido.

Aún continúan existiendo algún que otro error en la versión de Xbox One, que deberán terminar de pulirse, pero Bluehole actualmente se está concentrando en los principales problemas por el momento para problemas mayores.

Algunos otros cambios que ha realizado Bluehole, incluyen actualizaciones la ubicación del coche, cambios en el efectos, impactos de bala que ya no ocurren si no son vistos por un jugador, cambios en la distancia de renderizado de sombras y otros ajustes para hacer el juego más estable.

Todos los cambios realizados en esta última versión se realizaron con el objetivo de poder aminorar la carga de textura y mejorar el tiempo de carga de ellas. Los jugadores deberían poder notar una mejora dramática en los gráficos del juego en Xbox One.

La nueva actualización también trae algunas novedades para los fanáticos de la consola. Sanhok, el tercer mapa de PUBG ya tiene fecha de salida desde su anuncio en la conferencia de Xbox en E3. Éste mismo se lanzará en algún momento del verano de este año. El cuarto mapa, una ubicación no anunciada con temática invernal, saldrá a la venta en todas las plataformas para finales de año.

Next Article