Campeones de la vieja guardia contra la nueva: fallas en los últimos lanzamientos acabaron con el kit tradicional de LoL

El diseño de campeones de League of Legends ha recorrido un largo camino.

Captura de pantalla vía Riot Games

Durante los últimos 10 años de League of Legends, Riot Games ha agregado una gran variedad de campeones al juego, como tiradores, asesinos, magos, guerreros, luchadores y apoyos.

Si bien los campeones iniciales, como Annie, Tryndamere y Ashe, carecían de una gran expresión de habilidad, los diseños de campeones se complejizaron con el tiempo. Los recientes lanzamientos de Senna y Aphelios muestran una diferencia en la filosofía de diseño de Riot, con más aspectos centrados en la innovación y no tanto en el equilibrio.

En el pasado, Riot siguió un kit tradicional sin numerosas habilidades pasivas o activas con efectos simples, como el fortalecimento de ataques básicos, aumento de velocidad y un avance o retroceso. Uno de los primeros campeones de «nueva generación» con varias habilidades pasivas y recursos fue Yasuo, lanzado en 2013. Fue uno de los diseños más recientes en llegar a la Grieta, con un sistema de recursos único junto con una doble pasiva, que era raro en ese momento.

 Jugadores experimentados de LoL manifestaron su desdén por este tipo de nuevos lanzamientos o kits retocados debido a la nueva filosofía de diseño. Si bien Riot siguió un enfoque tradicional en el pasado, esta ideología anterior ya no está vigente porque el desarrollador busca nuevas formas de mantener el juego vivo con cada lanzamiento. Algunos jugadores disfrutan de los kits innovadores, pero los últimos lanzamientos parecen eclipsar a los campeones de la vieja generación, que tienen claras debilidades y fortalezas.

En el pasado, los teasers de Riot señalaban las debilidades de los campeones. Pero hoy en día, estos videos generalmente no muestran ningún inconveniente del rework del campeón porque rara vez lo tienen. Este es un problema creciente para la salud del juego a largo plazo.

Los nuevos campeones son un arma de doble filo

Los últimos lanzamientos de campeones de Riot son sumamente difíciles de equilibrar. Senna y Aphelios tienen una presencia obligatoria y dominan cada carril. El reciente rework de Wukong, que lo hace sentir como un campeón nuevo, también era siempre escogido o baneado y, a menudo, elegido para cuatro roles diferentes. Riot nerfeó al Rey de los Monos dentro de las 24 horas posteriores a su reciente rework, simplemente porque era muy fuerte.

Cada campeón nuevo o modificado parece tener un destino similar. Dos de los mayores culpables son Senna y Aphelios. Si bien ambos poseen una jugabilidad única, anularon a los demás tiradores desde hace un par de parches, además de tener presencia obligatoria tanto en las rankeadas como en las partidas profesionales.

Incluso después de varios nerfeos a sus kits, tanto Aphelios como Senna siguen siendo selecciones muy disputadas en el carril inferior y es insoportable jugar en contra de ellos. El diseño de Senna se basa en atacar a los oponentes para recabar almas de súbditos cercanos, lo que aumenta sus atributos, mientras que Aphelios tiene una respuesta para cada situación. Tiene robo de vida, control de masas, daños en área, daño cuerpo a cuerpo y más, con pocas debilidades. Aphelios fue debilitado en la mayoría de los parches tras su lanzamiento y sigue siendo muy disputado en el juego competitivo y profesional.

Tras cada nuevo lanzamiento, las y los jugadores expresan su frustración ante la aparente falta de límites en los kits. A principios de este año, Rekkles, de Fnatic, se sumó a la discusión, explicando cómo Kai’Sa y Xayah fueron borrados por completo del meta por campeones más recientes. Los tiradores más antiguos, que se centran en los ataques básicos tradicionales, no tienen chance contra los ADC de nueva generación. Se quedan atrás por la falta de herramientas para lidiar con los nuevos. Si reciben algo de daño de lejos ya alcanza para que tengan que regresar a la base. Los nuevos tiradores, por otro lado, pueden sanarse o usar el robo de vida incorporado en su kit para recuperarse y continuar.

En el carril superior pasa algo similar con Ornn, Aatrox y Sett, que dominan el meta debido a sus kits desbalanceados. Ornn otorga mucho oro a sus compañeros de equipo con sus objetos de Obra Maestra, y algunos tienen una eficacia superior a 1.000 de oro si se actualizan. Su kit le permite causar mucho daño a los carries en segundos. Aatrox ha sido problemático debido a sus capacidades de autocuración. Cuando se combina con Conquistador y Apariencia Espiritual se vuelve imparable debido al daño que puede soportar antes de morir. Sett se beneficia enormemente del verdadero daño en su W, lo que lo hace viable en múltiples carriles sin tener que comprar objetos de daño.

Estos campeones eran meta y siguen siéndolo en otros roles, lo que es un problema en el juego profesional debido a su flexibilidad. Pyke es el ejemplo más reciente y por eso el parche 9.13 lo nerfeó. G2 Esports utilizó a Pyke en los cinco roles en un momento dado y demostró cuán fuerte puede ser esta flexibilidad a la hora de elegir campeones.

Las habilidades curativas están fuera de control

Riot tuvo un diseñador de campeones, Ryan «Morello» Scott, que mantenía las habilidades curativas, las runas y los objetos bajo control. Incluso tiene un objeto que lleva su nombre, Morellonomicon, que contrarresta los efectos curativos. Después de su partida del departamento de LoL, se introdujeron más habilidades curativas junto con runas y objetos. Los kits de campeones modificados o nuevos comenzaron a sobrecargarse con habilidades curativas. Estas habilidades de curación anulan a los viejos campeones que no tienen tanto sustento naturalmente, y se quedan atrás en la fase de carril porque tienen que volver a la base. Los nuevos no tienen que volver con tanta frecuencia.

Cuatro de los cinco campeones de más reciente lanzamiento presentan algún tipo de autocuración o regeneración: Sett, Aphelios, Senna y Yuumi. Solo a Qiyana le falta algo, pero podría decirse que su kit sigue roto, ya que tiene avance, múltiples opciones de control de masas, invisibilidad y un daño contundente.

Los campeones de reciente lanzamiento tienen algunas características comunes. Todos tienen alta prioridad en las rankeadas de alto nivel y en los juegos profesionales. Qiyana solía ser una selección muy disputada para el carril del medio y la jungla, pero varios nerfs la atenuaron y la dejaron equilibrada con campeones más viejos.

Si bien, en teoría, la reducción de curación es accesible con bastante facilidad con Llamado del verdugo, por 800 de oro, no lo pueden usar magos ni tanques que deberán invertir en un Morellonomicon o Vesta espinosa para tener el efecto de reducción de cura. Eso coloca a los magos en una situación donde precisan priorizar objetos menos eficientes, ya que Morellonomicon es menos eficiente que otros objetos, como Tormento de Liandry o Sombrero mortífero de Rabbadon. Los tanques también se están quedando atrás debido a la ineficacia de Vesta espinosa en las etapas avanzadas del juego.

Devolviendo el poder a la vieja guardia

En el futuro Riot debería concentrarse en los aspectos creativos sin sobrecargar los kits con múltiples habilidades pasivas y activas. Los lanzamientos más recientes con esas características fueron problemáticos y eclipsaron a la generación anterior de campeones.

La pasiva de Sett, que le hace acertar con ambos golpes, es más que suficiente para considerarlo equilibrado. La regeneración de salud adicional que viene con ella recuerda a los días del lanzamiento de Yasuo, cuando las pasivas dobles se consideraban irritantes y difíciles de balancear, una tendencia que continúa hasta nuestros días.

Hay 148 campeones en el juego, pero siempre se prioriza a los mismos, y generalmente son los más nuevos. En lugar de concentrarse en cómo superar lanzamientos anteriores, Riot debería devolverle un poco de fuerza a la vieja guardia, los campeones más antiguos y accesibles de League of Legends, para crear un meta más equilibrado y generalizado.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Cristian Lupasco el 13 de mayo de 2020.