La frecuencia del AFK en VALORANT ‘es menos de la mitad’ que el año pasado

Riot está comprometido con la mejora del sistema de detección de AFK en 2022.

Los sistemas implementados en VALORANT han reducido a ‘más de la mitad’ la frecuencia de AFK en el último año, según Riot Games.

La frecuencia de AFK permaneció a un nivel similar a lo largo de todo el año de 2020. Sin embargo, después de que Riot crease un sistema mejorado de detección de AFK y enviase penalizaciones a aquellos que habían recibido avisos más de una vez a principios de 2021, el número de incidentes AFK descendió significativamente.

Riot define «AFK» (Away From Keyboard) como «alguien que se va o no participa en una partida activa» y dice que «todos los juegos multijugador de equipo y naturaleza competitiva» se enfrentan al problema «de una forma u otra».

Para resolver el problema del AFK y mejorar la experiencia del juego, Riot encontró una forma de detectar a aquellos jugadores desconectados del juego, o aquellos que se encuentran completamente inactivos durante un periodo de tiempo prolongado. Sin embargo, aunque esto afecta a la mayor parte de AFKs, incluyendo problemas con la red y ‘rage-quitting’, aún se puede mejorar.

El sistema no cubre los ‘AFKs más malignos’ – aquellos que, de forma intencionada, se quedan AFK pero permanecen activos en el juego para no ser desconectados. Para solucionar este problema, Riot tiene rastreadores para encontrar comportamientos específicos, y métricas que pueden ser enlazadas a los AFK.

Image via Riot Games

«No podemos hablar en mucho detalle sobre los rastreadores (ya que desvelar como detectan a los AFK daría munición a aquellos interesados en evitar esas reglas),» dijo Riot. «Lo que sí podemos decir, sin embargo, es que nuestro foco principal era hacer que el proceso de detección sea altamente escalable.»

Riot también quería asegurarme de que los castigos por estar AFK eran justos e indulgentes con aquellos jugadores para quienes la ocurrencia de AFK era algo muy poco habitual. Para conseguir este propósito, Riot creó una ‘puntuación’ de AFK por cada jugador, que rastrea el ‘comportamiento AFK’ en todas las partidas jugadas.

«Cuanto más AFK esté un jugador, más baja es su puntuación, y más duro es el castigo si se detecta un caso posteriormente,» dijo Riot.

Si un jugador nunca o casi nunca está AFK, su puntuación AFK será ‘buena’, lo cual significa que no tendrá que preocuparle por desconectarse de forma accidental o estar AFK de repente en una partida. Si un jugador hace ‘rage quit’ cada dos partidas, sin embargo, podría recibir un castigo más duro, desde un aviso hasta un ban.

Riot se ha comprometido a mejorar el sistema de detección en 2022.

Este artículo fue publicado por Jerome Heath el 16 de diciembre de 2021.